Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Brasile: la povertà sarà dimezzata solo nel 2019

Lo studio del Programma dell'ONU per lo sviluppo (pnud) è giunto a questa conclusione, attualmente in Brasile 15,6 milioni (9 %) di persone vivono in condizioni da fame, secondo stime della FAO
8 aprile 2005
Fonte: Adital


Adital - Brasil irá a disminuir su población de pobres a la mitad en 2019, más de tres años después del plazo estipulado en los Objetivos del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esta es una de las principales conclusiones del estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) divulgado recientemente en Brasil. El informe sobre Hambre y Pobreza de la Colección de Estudios Temáticos sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio utiliza el índice de indigencia — personas que viven con hasta un cuarto de salario mínimo por mes — como parámetro para demarcar la extensión del problema en el país.

Según el estudio, la franja de indigencia está próxima a la línea de “un dólar por día”, adoptada por el Banco Mundial para medir el hambre en el mundo. Pero, además, existe una salvedad: “estimaciones de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) indican que hoy en Brasil 15,6 millones de personas pasan hambre, una cantidad correspondiente al 9% de la población e inferior a la proporción de indigentes”.

Como el plazo fijado por la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas para Brasil de reducir la pobreza a la mitad es 2015, se hace casi imposible de ser alcanzado y la estimación es que el índice sea alcanzado recién en 2019. El principal obstáculo que retarda el avance del país en la búsqueda de esa meta es la histórica mala distribución de renta, según el estudio del PNUD y de cinco universidades brasileras, difundido este jueves. El informe sobre Pobreza y Hambre fue elaborado por especialistas de la UFRGS (Universidad Federal de Rio Grande do Sul).

Actualmente, la proporción de pobres — personas que reciben hasta medio salario mínimo — en relación con la población total cae 2,22% cada año, según el informe. Para que el primero de los Objetivos de la ONU fuese alcanzado, la tasa de caída tendría que ser de 2,85%. De ese modo, la proyección es de que en los 25 años contados a partir de 1991, la pobreza en Brasil consiga una disminución máxima estimada de 41,64%.

En relación con los extremadamente pobres, o indigentes, — aquellos con renta de hasta un cuarto de salario mínimo — el escenario no es muy diferente. La tasa de reducción media anual es de 2,28%, también por debajo de la necesaria para que Brasil alcance la meta. La estimación es de que, hasta el 2015, la indigencia tenga una caída de 42,60% en relación a 1991, cuando cerca de un quinto de la población vivía en esa situación.

A pesar de los gastos del gobierno federal con programas de transferencia de renta y asistencia social, que aumentaron de R$ 1.800 millones en 1995 a R$ 6.300 millones en 2001, y del crecimiento económico verificado en los primeros años del Plan Real, la proporción de pobres continúa muy elevada. El estudio de la UFRGS plantea que otros países con la misma renta per cápita presentan un porcentaje menor de pobreza, lo que indica que el problema está relacionado con la desigualdad de renta, lo que demuestra la causa de la resistencia a la caída de los índices.

“Los avances obtenidos por Brasil en la meta de reducción de la pobreza se deberán principalmente al crecimiento económico, y no a la mejora de la distribución de renta, que fue tímida en el período. Si el país tuviese, por ejemplo, una división de la riqueza similar a la de Uruguay, la proporción de pobres caería 20 %”, destaca el informe.

Aún así, el crecimiento económico alcanzado en los años 90 fue mejor distribuido que en las décadas anteriores. La elevación relativa de la renta del 10% de los más pobres superó la del 10% de los más ricos. O sea, proporcionalmente, el aumento del PIB y de la renta per cápita benefició más a los pobres que a los ricos.

Note:

Traduzione in spagnolo dal brasiliano - portoghese di Daniel Barrantes – daniel.barrantes@gmail.com

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy