Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

    Il ministro degli interni cileno, Insulza, eletto nuovo segretario generale dell'OEA a maggioranza

    Messico e Bolivia si astengono mentre il Perù vota in bianco; senza essere il candidato degli USA ha accettato di includere nel suo programma critiche a Cuba e al Venezuela
    4 maggio 2005 - David Brooks
    Fonte: La Jornada

     José Miguel Insulza  e alla sua  destra , Luigi R. Einaudi, lo statunitense che ha occupato la carica ad interim dall'ottobre del'anno scorso  FOTO Ap

    El chileno José Miguel Insulza luego de conocer la votación que lo coloca al frente de la secretaría general de la OEA por un periodo de cinco años, ayer en Washington, donde está la sede del organismo hemisférico. A su derecha, Luigi R. Einaudi, el estadunidense que ocupaba el cargo de manera interina desde octubre del año pasado FOTO Ap
    Washington, 2 de mayo. José Miguel Insulza fue electo hoy secretario general de la Organización de Estados Americanos por un periodo de cinco años, pero a pesar de la retórica sobre "unidad hemisférica", no llegó al puesto por aclamación, sino con la explícita disensión de México cuya delegación rehusó brindarle su voto o aplauso cuando el chileno ganó con 31 votos, dos abstenciones y un voto en blanco.

    Así culminó un proceso cuyo elemento más notable es que por primera vez en la historia de la OEA no ganó el candidato promovido por Estados Unidos.

    También hoy concluyó un extraño tramo de la diplomacia mexicana que empezó con la postulación del canciller Luis Ernesto Derbez; luego el gobierno mexicano celebró el apoyo de todos los países americanos, entre ellos Estados Unidos, pero tras cinco rondas de votación que acabaron en empate (Insulza y Derbez con 17 votos cada uno) se llegó al punto crítico el viernes pasado en la capital de Chile, donde Derbez anunció que a pesar de tener mayoría se retiraba en nombre de la unidad del hemisferio. El proceso acabó este lunes con México como parte de una minoría de tres países de los 34 miembros de la OEA que anulan el consenso y niegan su apoyo al chileno.

    "Sí, nos abstuvimos", confirmó el subsecretario de relaciones exteriores Miguel Hakim a periodistas al concluir la sesión donde la irritación y el disgusto mexicano no se ocultaban. México, junto con Bolivia y Perú intervinieron en la sesión para expresar la falta de consenso sobre Insulza, y obligaron a que se realizara un voto impidiendo así el deseo de los chilenos y otros de coronar a Insulza con un triunfo por aclamación. "Aquí no hubo consenso ni nada cerca de eso, aquí hubo un voto y se ganó por mayoría", expresó una fuente diplomática mexicana a La Jornada.

    Al concluir el voto, la delegación mexicana, encabezada por Hakim y el embajador ante la OEA Jorge Chen Charpentier, no se puso de pie ni aplaudió al ingresar a la sala el recién coronado nuevo secretario general, ni saludaron a Insulza al final cuando éste tendía la mano a los representantes de cada nación.

    Hakim leyó una declaración en la sesión de la OEA antes del voto que resumió el interés del gobierno mexicano de promover el consenso y superar la división reflejada en el voto empatado entre Insulza y Derbez. "El gobierno mexicano de manera prudente, responsable y comprometida optó por privilegiar la unidad de la Organización y evitar la ruptura", declaró Hakim ante los miembros de la OEA. Informó que el pasado 29 de abril en Santiago, Derbez y un grupo de cancilleres que apoyaban su candidatura "se pronunció en favor del retiro de ambos candidatos (Derbez e Insulza) para buscar un secretario general que gozara de un consenso genuino. Este llamado fue rechazado por Chile, por razones que solamente ellos podrán explicar".

    "A fin de evitar una mayor polarización, y buscando el bienestar de la zona por encima de cualquier otra acción, el gobierno de México ha decidido retirar formalmente la candidatura del doctor Luis Ernesto Derbez", concluyó Hakim.

    Varios Estados miembros reconocieron hoy el "noble gesto" de Derbez y el gobierno mexicano, al declarar su gran admiración por esta medida. Hasta el propio Insulza, en su primera declaración como secretario general electo, dijo: "reitero al presidente de México, y especialmente a... Derbez, mi agradecimiento por su decisivo gesto en beneficio de la unidad hemisférica. Ello demuestra, una vez más, el compromiso interamericano del noble pueblo mexicano, al cual me unen los sentimientos y vínculos más profundos".

    Pero todo indicaba que para México estas palabras eran como una torcedura del cuchillo clavado en la espalda.

    Interrogado sobre el porqué de la abstención, Hakim se limitó a decir que fue "por solidaridad con Bolivia y Perú", que habían declarado su intención de no apoyar a Insulza, ya que ambos habían apoyado la candidatura de México. Sin embargo, no explicó, bajo esa misma lógica, por qué no se votó en favor, ya que por lo menos otros 15 países que apoyaban a Derbez hoy votaron por Insulza.

    La reunión de la OEA demoró casi dos horas para empezar hoy mientras continuaban las intensas negociaciones entre diversos países; Chile buscaba coronar a su candidato por aclamación, y después ver si se lograba "bajar el tono" de las intervenciones de Bolivia y Perú informando de su inconformidad con este resultado. Al final, México, Bolivia y Perú -cada uno por sus propios motivos-, le aguaron la fiesta a Insulza.

    El canciller boliviano informó en la sesión que su país tenía que registrar su falta de apoyo a Insulza por el permanente conflicto sobre el acceso al mar resultado de la pérdida de terreno nacional en la guerra del siglo antepasado. El canciller peruano acusó a Chile de proveer armas a Ecuador en el conflicto entre Perú y Ecuador, y de rehusarse a reparar el daño que eso ocasionó. Bolivia se abstuvo, Perú entregó un voto en blanco. Aunque desde el viernes pasado ya no había duda del triunfo de Insulza, estos dos países junto con México aseguraron hoy que el chileno no fuera candidato de "consenso", sino candidato único.

    No inspira aconfianza

    Insulza no inspira admiración universal aquí. Las versiones extraoficiales de fuentes diplomáticas de varios países señalan que Insulza es percibido como poco confiable por algunos en el Caribe, e incluso en su propia región, y otros consideran que no cumplió con su palabra en este largo tramo electoral. Tal vez la crítica más filosa es que a pesar de presentarse como el candidato no preferido por Estados Unidos, al final aceptó la condición explícita de Washington de incluir en sus posiciones oficiales un párrafo contra Venezuela y, por supuesto, contra Cuba, el cual se articuló en Santiago (hasta en inglés) al salir de sus negociaciones con la secretaria de Estado Condoleezza Rice y que hoy repitió aquí, igual que lo hizo en nombre de Estados Unidos el subsecretario de Estado Roger Noriega.

    El mensaje es: todo gobierno electo democráticamente tiene que gobernar democráticamente. Gobierno que no lo haga, tendrá que rendir cuentas a la OEA. Por cierto, hoy Noriega declaró al concluir la sesión que la intervención activa de Rice en las negociaciones en Chile sobre la OEA fue determinante para lograr el resultado de hoy.

    Sin embargo, la elección del chileno sí es un parteaguas en la historia de la OEA, por el simple hecho de que en más de medio siglo Estados Unidos determinaba quién sería el secretario general de esta organización donde Washington paga 60 por ciento del presupuesto de más de 70 millones de dólares.

    No sólo eso, sino que para algunos el hecho de que los chilenos, con el apoyo de Venezuela, Brasil, Argentina y países del Caribe, lograron derrotar no a uno, sino a dos de los candidatos apoyados por Washington, demuestra que hay un cambio en la correlación de fuerzas en las Américas. Además, es cierto que hoy la OEA tiene su primer secretario general "socialista", algo que ha de molestar a algunos en un Washington controlado por conservadores.

    Insulza enfrentó la oposición de Washington casi hasta los últimos días, y todo indica que finalmente fue apoyado cuando la secretaria Rice no podía evadir el hecho de que Derbez no contaba con los votos.

    Aunque hoy el subsecretario de Estado estadunidense Noriega destacó que su país "optó por el hemisferio" y que este resultado es "una victoria para la OEA y la región", y que con ello "hemos dispensado con la idea de que estamos divididos ideológica o regionalmente" en las Américas, otros señalaron que lo concretado hoy muestra un debilitamiento de Estados Unidos en el hemisferio. A diferencia de Mexico, Estados Unidos votó en favor de Insulza.

    Para Venezuela el resultado fue aún más lejos: "hoy asistimos al quiebre histórico del neoliberalismo, al fracaso de las democracias que desatienden la dimension social", declaró en la sesión el embajador de Venezuela ante la OEA Jorge Valero al celebrar la elección de Insulza. Afirmó, en respuesta a la postura estadunidense y sus aliados, que "no hay modelo único de la democracia, cada país desde su propia tradición histórica y conformación política y sociológica, debe dar su aporte para la configuración de un continente democrático".

    Varios ministros o jefes de delegación tomaron la palabra para hablar al infinito los valores y desafíos de la región, con palabras como justicia, libertad, derechos humanos, desarrollo y particularmente democracia repetidas tantas veces como para restarles significado. Pero ese es precisamente el gran problema de esta institución: su relevancia.

    Llama a reforzar al organismo

    El propio Insulza, en su discurso final señaló: "mi principal preocupación era empeñarme en que esta Organización fortaleciera su relevancia política y su capacidad de acción". El secretario general electo convocó a los países de las Américas a aprovechar la "oportunidad para reforzar la OEA, para fortalecerla como espacio de concreción de los valores democráticos y de cautela de los diversos intereses del hemisferio".

    Agregó: "es indispensable garantizar el pleno respeto de los derechos fundamentales de los ciudadanos, del estado de derecho, las libertades públicas, el respeto por las minorías y las instituciones del sistema democrático".

    Los bustos de Martí, Juárez, Bolívar y otros héroes latinoamericanos que decoran la antesala de la OEA escuchaban impasiblemente estos discursos. Nadie les pidió su opinión, ni los invitaron a pasar. Tal vez su silencio fue lo más elocuente del día.

    PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy