Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Argentina: Néstor Kirchner non parteciperà al prossimo vertice del Mercosur

Il vertice è previsto il prossimo lunedi nella capitale del Paraguay: l'assenza del presidente argentino è considerato dagli analisti la dimostrazione della poca importanza che il paese assegna all' appuntamento semestrale
20 giugno 2005 - Alejandro Sciscioli
Fonte: IPS

ASUNCIÓN, 18 jun (IPS) - Kirchner sólo estará en Asunción unas pocas horas este domingo y luego volverá a su país para encabezar al día siguiente las festividades del Día de la Bandera, confirmó a IPS un integrante de la delegación de ese país.

Tampoco su ministro de Economía, Roberto Lavagna, participó este sábado de la primera sesión del Consejo de Mercado Común, la habitual reunión preparatoria de las cumbres que realizan los titulares de las carteras del área económica y cancilleres del bloque conformado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Lavagna se sumará recién este domingo a las discusiones con sus homólogos, Antonio Palocci, de Brasil, Ernst Bergen, de Paraguay, y Danilo Astori, de Uruguay, y los cancilleres por el mismo orden de país, Rafael Bielsa, Celso Amorim, Leila Rachid y Reinaldo Gargano. La breve estancia del mandatario argentino en Asunción puede indicar que "hubo un acuerdo previo con Brasil en los temas comerciales pendientes" y, por tanto, éste entiende que el lunes no se resolverá nada, o bien es una reacción a la pretensión de mayor igualdad de los países chicos” del bloque, dijo a IPS el experto en asuntos del Mercosur Oscar Rodríguez Campuzano.

No obstante, Kirchner llegará a participar de un encuentro informal con sus pares del bloque y de países asociados para conversar sobre la creación de un "anillo energético regional", que contempla la construcción de un gasoducto para conectar a Perú con Chile, Argentina, Uruguay y Brasil.

Para Rodríguez Campuzano, este factor demuestra que Brasil y Argentina tienen como prioridad resolver los problemas propios de corto plazo, dejando en un segundo plano la proyección a futuro del Mercosur (Mercado Común del Sur). "Hoy, para los (países) grandes el tema central es la energía”, explicó.

"Es un reflejo de lo que hoy ocurre en el Mercosur”, agregó el también profesor de la Universidad Católica de Paraguay.

La actitud de Kirchner no resulta novedosa para sus homólogos de la región, pues ha protagonizado retiros anticipados en otras cumbres desde 2003 e, incluso, no asistió al nacimiento en diciembre de 2004 en Perú de la Comunidad Sudamericana de Naciones, que congrega a los 12 países del área.

A la cumbre formal de este lunes asistirán, entonces, el canciller Bielsa por Argentina, y los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, Nicanor Duarte Frutos, de Paraguay, y Tabaré Vázquez, de Uruguay, así como sus pares de países asociados o en camino a ello, como Ricardo Lagos, de Chile, Alfredo Palacio, de Ecuador, Álvaro Uribe, de Colombia, y Hugo Chávez, de Venezuela. Por su parte, Bolivia, Perú y México estarán representados por sus respectivos ministros de Relaciones Exteriores.

Una de las novedades de destaque en Asunción es la presentación por parte de Venezuela de los requisitos para integrarse como miembro pleno del Mercosur, incluido la suscripción del Protocolo de Ushuaia, la cláusula del compromiso democrático firmado en 1998 en esa austral ciudad de Argentina, según comunicó este sábado la cancillería del gobierno de Chávez.

El punto principal en debate este sábado y el domingo en el Consejo del Mercado Común, para que los presidentes pongan la rúbrica en su cubre número 28, es la resolución de montos, porcentajes y forma de aplicación del denominado Fondo de Convergencia Estructural.

Ese dinero será extraído de los presupuestos nacionales de los cuatro miembros plenos del Mercosur, con el fin de desarrollar infraestructuras, combatir la pobreza y promover la competitividad.

La diplomacia paraguaya había especulado en que el fondo podría llegar a unos 200 millones de dólares, pero el viernes los negociadores argentinos en la reunión del Grupo Mercado Común propusieron comenzar con sólo 80 millones anuales. La decisión final será tomada este lunes.

Se prevé que Brasil aporte 70 por ciento, Argentina 27 por ciento, Uruguay dos por ciento y el resto lo hará Paraguay.

En tanto que los mayores beneficiarios del Fondo serán Paraguay y Uruguay, que recibirían entre 30 y 40 por ciento cada uno de esos recursos, mientras que Argentina y Brasil se repartirán el resto.

El viceministro paraguayo de Economía, Jorge von Horoch, manifestó que es satisfactorio el logro alcanzado.

En esta cumbre, donde Paraguay entregará la presidencia temporal del Mercosur a Uruguay, se verán, asimismo, renovadas las discrepancias entre Argentina y Brasil por controversias comerciales, que han ayudado en los últimos tiempos a paralizar la profundización del bloque, pese a los discursos en contrario de los gobiernos de esos dos países hace poco más de un año.

A la paz pactada a fines de mayo en Brasilia por los cancilleres Bielsa y Amorim se sumó una ronda de acercamiento bilateral celebrada a mediados de junio en Buenos Aires.

Pero ahora, ante la iniciativa paraguaya de que sean aceptadas medidas de salvaguardia para las importaciones dentro del Mercosur, otra vez surgen opiniones divergentes entre argentinos y brasileños.

Mientras los primeros están "encantados”, según admitió Alfredo Chiaradía, el secretario argentino de Comercio, los segundos se oponen firmemente a concederlas. "La cuestión seguirá siendo estudiada en Consejo del Mercado Común”, indicó el vicecanciller de Paraguay, Rubén Ramírez.

"La iniciativa podría ser apoyada por Uruguay", apuntó Rodríguez Campuzano.

Las medidas sugeridas incluyen la posibilidad de aplicar, de forma transitoria y unilateral, el arancel externo común a aquellos productos para los que se compruebe un alza significativa en el volumen importado, que implica una amenaza a la producción nacional.

Mientras, también las candidaturas para renovar la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) enfrentan a los dos países grandes del bloque.

Lula pretende que el sucesor del hispano-uruguayo Enrique Iglesias sea el actual vicepresidente de ese organismo multilateral, el brasileño Joao Sayad, a lo cual se opone Argentina, aunque no tiene candidato propio.

Estas renovadas disputas se suman a conflictos comerciales y rivalidades políticas de larga data que ambos países mantienen.

En lo comercial, el principal asunto pendiente son las trabas impuestas por el gobierno de Kirchner al ingreso de electrodomésticos brasileños para proteger a su industria, medida que provocó la ira de la poderosa gremial empresarial de Sao Paulo.

A partir de 2002, la balanza comercial bilateral pasó a ser deficitaria para Argentina luego de ocho años consecutivos de superávit.

Las exportaciones brasileñas a Argentina aumentaron 61,65 por ciento en 2004, respecto del año anterior, mientras que las compras fueron sólo 19,26 por ciento más. Su superávit con respecto a ese país fue en 2004 de 1.601 millones de dólares, según datos oficiales de Brasilia.

En el plano político, Buenos Aires no apoya con entusiasmo la pretensión de Brasil de ingresar como miembro permanente al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, además de cuestionar la participación del gobierno de Lula en la resolución del último conflicto institucional en Ecuador que culminó con el derrocamiento del presidente Lucio Gutiérrez.

Mientras se definen los paños fríos que Uruguay le puso a la creación del Parlamento de Mercosur que Brasil ansía y las medidas aduaneras para evitar trabas paraarancelarias, "el Tratado de Inversiones con Estados Unidos que estudia Uruguay agregará un motivo más de tensión”, adelantó Rodríguez Campuzano.

A todo esto, las discusiones del Mercosur desde este sábado se enmarcan en manifestaciones que organizaciones sociales realizarán en las calles asunceñas para exigir el entierro de la estancada Área de Libre Comercio de las Américas, impulsada por Estados Unidos.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy