Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

    Guatemala: la giustizia spagnola potrà procedere anche senza vittime spagnole

    La Corte Costituzionale della Spagna ha accolto la tesi sostenuta anche dal Premio Nobel Rigoberta Menchù e ha stabilito che la magistratura spagnola può indagare e giudicare i delitti di genocidio, torture, omicidi e detenzioni illegali commessi in Guatemala nel periodo 1978-1986. La sentenza è fondata sul principio della giurisdizione universale senza restrizioni.
    6 ottobre 2005



    EL CONSTITUCIONAL AVALA QUE ESPAÑA JUZGUE GENOCIDIOS INTERNACIONALES AUNQUE NO HAYA VÍCTIMAS ESPAÑOLAS

    Corrige las sentencias de la Audiencia Nacional y el Supremo sobre la materia


    ( 1 )

    MADRID, 5 Oct.

    La Sala Segunda del Tribunal Constitucional ha dictado una sentencia que establece que la Justicia española tiene competencia para investigar y juzgar delitos de genocidio y crímenes contra la humanidad cometidos fuera de España, aún en el caso de que no se registrarán víctimas de nacionalidad española.

    La sentencia, al establecer que la jurisdicción universal prima sobre la existencia o de intereses nacionales afectados por el genocidio, avala las tesis de la Premio Nobel de la Paz, la guatemalteca Rigoberta Menchú, así como del sindicato CC.OO. y de otras asociaciones, para que España investigue los delitos de genocidio, torturas, asesinatos y detención ilegal cometidos en Guatemala entre los años 1978 y 1986.

    El TC anula la decisión del Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de no asumir la competencia de investigar estos hechos, y la del Tribunal Supremo de limitar la investigación a las víctimas españolas. La novedosa doctrina del Constitucional supone un espaldarazo a la apertura de investigaciones penales en España de genocidios y delitos contra la humanidad cometidos en Sudamérica u otras regiones.

    Rigoberta Menchú Tumm interpuso en 1999 ante el Juzgado de Guardia de la Audiencia Nacional una denuncia en la cual se narraban diversos hechos que calificaba como posibles delito de genocidio, torturas, terrorismo, asesinato y detención ilegal, presuntamente perpetrados en Guatemala entre los años 1978 y 1986 por una diversidad de personas que ejercieron en dicho periodo funciones públicas de carácter civil y militar. Entre estos hechos se incluía el asalto a la Embajada de España en Guatemala, en el que fallecieron 37 personas, así como la muerte de varios sacerdotes españoles y de otras nacionalidades.

    El fiscal propuso el archivo de la causa al estimar que la jurisdicción española no era competente, pero el juez desestimó tal pretensión y asumió la competencia del caso admitiendo a trámite las querellas y ordenando la práctica de varias diligencias.

    El fiscal recurrió en apelación ante el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que decidió ordenar al juez el archivo de las diligencias porque, al contrario de lo que había ocurrido en Chile o Argentina, no se cumplía "la premisa fáctica de inactividad de la justicia guatemalteca".

    Dicho de otro modo, apeló al principio de subsidiariedad por el cual la jurisdicción prioritaria es la del país donde han ocurrido los hechos y, sólo ante la inactividad judicial de dicho país, la competencia pasaría a otro.

    SENTENCIA DEL SUPREMO

    La decisión fue recurrida por las partes acusadoras ante el Tribunal Supremo, que sólo la estimó parcialmente, ya que limitó el enjuiciamiento por genocidio a los presuntos culpables que estuvieran en territorio nacional y no se accediera a su extradición. Por el contrario, se declaró competente para que España pudiera juzgar el asalto a la Embajada de España y los asesinatos de cuatro sacerdotes españoles.

    Así, argumentó que el criterio de subsidiariedad al que aludió la Audiencia Nacional no resulta "satisfactorio" en la forma que ha sido aplicado puesto que "implica un juicio de los órganos jurisdiccionales de un Estado acerca de la capacidad de administrar justicia que tienen los correspondientes órganos del mismo carácter de otro Estado Soberano".

    Asimismo añadía: "No le corresponde a ningún Estado en particular ocuparse unilateralmente de estabilizar el orden (...) contra todos y en todo el mundo".

    Además, el Tribunal Supremo afirmaba que no puede extraerse de las disposiciones del Convenio sobre Genocidio ni de ningún otro Tratado suscrito por España una concepción sin restricciones de la jurisdicción universal de los Tribunales españoles. Del mismo modo descartaba la comisión de un genocidio sobre españoles y en cuanto a las torturas adujo que España y Guatemala son parte de la Convención de 1984, que incorpora el principio de personalidad pasiva, permitiendo perseguir los hechos al Estado de nacionalidad de la víctima cuando éste lo considere apropiado.

    ARGUMENTOS DEL TC

    La sentencia del Tribunal Constitucional, de la que ha sido ponente el vicepresidente, Guillermo Jiménez Sánchez, estima el recurso de los demandantes de amparo y corrige el criterio restrictivo de la Audiencia Nacional y el Supremo.

    En este sentido, recuerda que la sentencia del TS contó con un voto particular firmado por siete magistrados, que estaban de acuerdo con la investigación de los hechos sin restricciones. Entre ellos figuraba el actual fiscal general, Cándido Conde-Pumpido, que cambió el criterio de la Fiscalía hasta entonces y apoyó el recurso de amparo de Menchú ante el Constitucional.

    El Tribunal Constitucional cree que la interpretación del Supremo fue "en extremo rigorista" al analizar la persecución del genocidio, y entiende que el convenio internacional sobre la materia no prohibe a los estados firmantes (como España) que en sus legislaciones nacionales introduzcan, otras herramientas de persecución del delito. Es decir, el Tribunal Constitucional señala que dicho convenio no incorpora una prohibición, "sino que deja abierta a los Estados firmantes la posibilidad de establecer ulteriores mecanismos de persecución del genocidio".

    CONEXIÓN ESPAÑOLA

    En cuanto al "vinculo de conexión" relativo a que el presunto autor del delito se halle en territorio español, el TC asegura que "sin lugar a dudas" resulta un requisito "insoslayable" para el enjuiciamiento y eventual condena, dada la inexistencia de los juicios 'in abstencia' (en rebeldía).

    Ahora bien, dicho "vínculo de conexión" no impide que pueda empezar a perseguirse un delito debido a que institutos jurídicos como la extradición "constituyen piezas fundamentales para una efectiva consecución de la finalidad de la jurisdicción universal: la persecución y sanción de crímenes que, por sus características, afectan a toda la Comunidad Internacional".

    También pone en tela de juicio el Tribunal Constitucional otros dos "vínculos de conexión": el de personalidad pasiva, haciendo depender la competencia universal de la nacionalidad española de las víctimas, y el de la vinculación de los delitos cometidos con otros intereses españoles relevante, "que parecen nuevamente obtenidos de la costumbre internacional". Y es que para la Sala tal interpretación "desborda los cauces de lo constitucionalmente admisible desde el marco que establece el derecho a la tutela judicial efectiva consagrado en el artículo 24.1 de la Constitución".

    Del mismo modo señala que la restricción basada en la nacionalidad de las víctimas "incorpora un requisito añadido no contemplado en la ley, que además tampoco puede ser teológicamente fundando por cuanto, en particular con relación al genocidio, contradice la propia naturaleza del delito y la aspiración compartida de su persecución universa, la cual prácticamente queda cercenada por su base".

    ---


    Justicia

    LAS ACUSACIONES, SATISFECHAS PORQUE EL TC ESTABLECE LA PERSECUCIÓN UNIVERSAL DEL GENOCIDIO


    Consideran que España servirá de ejemplo a otros ordenamientos.


    ( 2 )

    MADRID, 5 Oct.

    Las acusaciones personadas en la causa abierta en la Audiencia Nacional por el genocidio cometido contra el pueblo maya en Guatemala mostraron hoy su satisfacción por la sentencia del Tribunal Constitucional que establece que la Justicia española es competente para investigar y juzgar delitos de genocidio y crímenes contra la humanidad cometidos fuera de España, aunque no haya víctimas de nacionalidad española.

    El abogado Antonio García, que representa al sindicato CC.OO. y la mayoría de las víctimas personadas en la causa por el genocidio guatemalteco, como la premio Nobel Rigoberta Menchú, quien presentó la querella que dio origen al procedimiento, declaró a Europa Press que con la sentencia del Constitucional "se vuelve a la situación de hace 5 años".

    "Es una lástima que se haya perdido ese tiempo, aunque el viaje ha merecido la pena, porque ahora el Constitucional ha dicho lo que sosteníamos desde el principio de la causa", agregó, en referencia a que el genocidio es perseguible independientemente de la nacionalidad de sus víctimas. El principio de personalidad pasiva "es un añadido artificial", porque "las víctimas no tienen nacionalidad", argumentó.

    García insistió en que es "una aberración que en una misma masacre" sólo se investiguen los hechos en los que las víctimas son españolas, ya que en el causa por el genocidio guatemalteco sólo se investigaban los fallecidos españoles en el asalto a la Embajada española. En este sentido, anunció que solicitarán al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que pida, mediante comisión rogatoria, interrogar a todos los militares guatemaltecos que aparecían imputados en la querella que dio origen al procedimiento.

    EJEMPLO PARA OTROS PAÍSES.

    Por su parte, el abogado Carlos Slepoy, que ejerce la acusación en la causa del genocidio guatemalteco y también acusó en el juicio contra el ex militar argentino Adolfo Scilingo, destacó a Europa Press la importancia que tiene la sentencia del Constitucional a la hora de fortalecer el sistema internacional de persecución universal del genocidio.

    Resaltó que España es pionera en establecer la persecución universal de los crímenes contra la humanidad independientemente de la nacionalidad de sus víctimas, porque son delitos que afectan a la comunidad internacional.

    En su opinión, la situación ideal se producirá cuando la Audiencia Nacional reciba querellas por genocidio y se dirija al Tribunal Penal Internacional para preguntarle quién debe investigar los hechos denunciados si el órgano español o la instancia internacional.

    DERECHOS HUMANOS.

    El presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España, Manuel Ollé, también mostró su satisfacción a Europa Press porque la sentencia del Constitucional permite de nuevo, en su opinión, perseguir a los responsables de genocidios aunque no residan en nuestro país y sus víctimas no sean españolas.

    Destacó que con esta resolución se establece el principio de jurisdicción universal puro que estableció la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en 1996, cuando declaró la competencia española para juzgar los crímenes cometidos durante las dictaduras de Chile y Argentina.

    Note:


    ( 1 ) Europa Press, Spagna, 05-10-2005
    http://www.europapress.es/europa2003/noticia.aspx?cod=20051005145733&tabID=1

    ( 2 ) Europa Press, Spagna, 05-10-2005
    http://www.europapress.es/europa2003/noticia.aspx?cod=20051005191203&tabID=1&ch=68

    PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy