Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Argentina: Kirchner di fronte ad una prova cruciale

Kirchner spera di confermanre l'appoggio popolare nelle urne elettorali
23 ottobre 2005 - Marcela Valente
Fonte: IPS

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, buscará este domingo en las primeras elecciones legislativas de su gestión convalidar el apoyo que le dan las encuestas. La victoria parece asegurada pero no alcanzaría para garantizarle una mayoría propia en el Congreso.

"Kirchner asumió en 2003 con 22 por ciento de los votos y esa falta inicial de apoyo fue superada con una gran sintonía que logró establecer con el electorado en estos dos años. Pero, claro, una cosa es la popularidad y otra cosa es el poder real para cambiar las cosas", advirtió a IPS la socióloga y encuestadora Graciela Romer.

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2003, el actual mandatario quedó segundo con 22 por ciento de los sufragios emitidos, superado por el ex presidente Carlos Menem (1989-1999) con 24,5 por ciento.

Sin embargo, Menem se negó a competir en la segunda ronda, a la que debía someterse al no lograr las adhesiones requeridas para ser ungido presidente de modo directo, porque las encuestas de intención de votos no lo favorecían.

De ese modo quedó allanado el camino al gobierno para Kirchner, quien tenía como antecedente la gobernación de la austral provincia de Santa Cruz en los años 90 y era casi desconocido para el electorado de muchas partes de Argentina.

Frente a ese antecedente, Romer sostiene que el presidente hará el domingo "una buena elección", con un nivel de respaldos que se ubicará entre 38 y 43 por ciento del electorado en todo el país. Esa proyección sugiere que duplicará el caudal que obtuvo en la contienda por la presidencia. Sin embargo, ese porcentaje es aún exiguo en dos aspectos.

Es escaso si se compara con su nivel de popularidad e imagen positiva que los diversos sondeos sitúan en 70 a 75 por ciento de los entrevistados.

También resultará pobre si se coteja con lo que Kirchner necesita para alcanzar una mayoría parlamentaria propia y para erigirse en nuevo y excluyente líder de su Partido Justicialista (peronista), que va dividido en dos grandes sectores en estos comicios.

Si consigue el máximo de los apoyos que registran los encuestadores en las intenciones de voto, el número de diputados del kirchnerismo rondará el centenar sobre un total de 257 escaños.

"Kirchner tiene un problema" y es que "no puede transformar su popularidad en votos", señaló a IPS el analista y encuestador Rosendo Fraga. En su opinión, el oficialismo "gana claramente" como primera minoría, pero deberá enfrentar una pugna a la hora de interpretar un resultado que será "de lectura compleja".

Más de 26 millones de argentinos están convocados este domingo a las urnas para renovar 127 escaños de la Cámara de Diputados, la mitad, y un tercio del Senado, 24 bancas. Además, se renovarán legislaturas provinciales y comunales. En total, están en juego 4.344 cargos elegibles en los 24 distritos en que está dividido el país.

Pero la llamada "madre de todas las batallas" se juega en un solo distrito. Ese escenario principal es la oriental provincia de Buenos Aires, que concentra 37,2 por ciento del padrón electoral.

La candidata favorita en esta provincia, que envuelve a la capital de Argentina, es la esposa del presidente, la senadora Cristina Fernández, que pelea por una banca en la cámara alta, que ya ocupa pero por la provincia de Santa Cruz. Le sigue en las preferencias previas la diputada Hilda "Chiche" González, cónyuge del ex presidente interino Eduardo Duhalde (2002-2003).

Fernández, que se catapultó a la arena política nacional antes que su esposo, se presenta como candidata del Frente para la Victoria, la agrupación que creó el kirchnerismo para competir por afuera de la estructura del gobernante peronismo. González, en cambio, compite con el sello partidario, pero igual consigue muchos menos apoyos.

"El presidente necesita convalidar su gestión porque se vienen tiempos difíciles sobre todo en materia de puja salarial y distribución del ingreso", anticipó Romer. Para eso necesita poder y apoyo parlamentario, explicó.

Pero también quiere legitimar su poder dentro del Partido Justicialista, advirtió. Si Fernández gana por más de 15 puntos porcentuales a González, que es lo que indican la mayoría de las encuestas, ese resultado posiciona nítidamente a Kirchner como líder del peronismo, evaluó Romer.

Ese efecto no es despreciable en una estructura partidaria proclive a alinearse detrás de los más votados, aún después de feroces peleas internas.

De hecho, algunos diputados que van en las listas de la esposa del mandatario ya hicieron guiños sobre el trabajo conjunto que realizarán con legisladores elegidos de la línea de González.

El analista político Roberto Bacman, del Centro de Estudios de Opinión Pública, también consideró difícil que Kirchner arrastre sus apoyos hacia el voto por sus candidatos.

"En estas elecciones, el oficialismo tendrá como máximo 43 por ciento de votos sumados en todo el país, y va a tener dificultades en el Congreso para tener quórum propio", dijo.

De poco sirvieron los esfuerzos presidenciales para convencer al electorado de someter su gestión a plebiscito. Kirchner participó activamente de la campaña proselitista hasta convertirse en un "supracandidato", comentó Bacman. Pero la ciudadanía no está decidida a apoyarlo de modo irrestricto.

"A mí me gusta Kirchner, yo lo volvería a votar para la presidencia, pero no me gusta Cristina (Fernández)", explicó a IPS una médica que votará el domingo en la provincia de Buenos Aires. Esta distinción se repite en otros distritos, donde los votantes consideran que los candidatos no están a la altura del mandatario.

El mensaje de apoyar su gestión, votando ciegamente a todos sus candidatos, no parece haber convencido al mismo porcentaje de votantes que valora su tarea al frente de la presidencia

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy