Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Messico: un passo importante dell' EZLN

l' EZLN ha fatto unpasso importante nella sua nuova campagna "altra": la dissoluzioone del Fronte zapatista di liberazione nazionale (FLZN) per creare qualcos'altro di tipo nuovo con una aggregazione programmatica con le catrateristiche fondamentali di essere anticapitalista e di sinistra
25 novembre 2005 - Octavio Rodríguez Araujo
Fonte: La jornada

El nuevo FZLN, a diferencia del que se disolverá, será una organización a la que sólo se ingresará por invitación expresa de la Comisión Sexta del EZLN y, según interpreto, esta nueva organización será el motor, para no decir "vanguardia", de la otra campaña (punto 10 del comunicado publicado ayer en este diario).

Con esta iniciativa se corrige un error táctico cometido, en mi opinión, desde la fundación propiamente dicha del FZLN que ahora desaparece. Me refiero, como hago notar en mi libro Mi paso por el zapatismo, al documento del EZLN enviado a y leído en el salón de baile Los Angeles al día siguiente de la marcha de los 1,111 al Zócalo de la ciudad de México (septiembre de 1997). En ese comunicado sólo se daba el aval del EZLN al FZLN mediante la presencia de sus bases de apoyo en calidad de observadoras. Los 1,111 no vinieron al Distrito Federal a constituir formalmente el FZLN, ni al Congreso Nacional Indígena, pues hubiera bastado una delegación, sino a presionar al gobierno por el cumplimiento de los acuerdos de San Andrés, la desmilitarización de la zona de influencia zapatista y la liberación de los presos políticos zapatistas en el país.

Fue así que la fundación del FZLN, que decepcionó en su momento a muchos simpatizantes mexicanos, significó la formación de un frente civil paralelo al Ejército Zapatista, supuestamente con vida propia, por lo menos en teoría. No resultó lo que se esperaba de él, entre otras cosas, porque hubo en su seno demasiadas interpretaciones de lo que debería ser y personas que competían con otras sobre los significados de principios y tácticas a seguir. No hubo dirección, en sus dos principales acepciones, y su efectividad fue precaria. El FZLN fue un intento más, después de la Convención Nacional Democrática y del Movimiento para la Liberación Nacional, que no funcionó. La heterogeneidad de la sociedad, la gran variedad de posiciones ideológicas (incluso contrapuestas), el sectarismo de muchos y el eterno problema de la interpretación de los "textos sagrados" por parte de aprendices del sacerdocio zapatista fueron elementos que, lamentablemente, llevaron al FZLN al fracaso.

Lo que se plantea ahora es una especie de partido de cuadros (expresamente invitados) de nuevo tipo, es decir, que no aspira al poder y que, por lo mismo, tendría como objetivo la organización de la sociedad para que ésta pueda presionar con mayor efectividad al poder instituido, por añadidura, en una lógica anticapitalista.

Todos los partidos políticos, por definición, aspiran al poder, solos o en alianza con otros. El nuevo FZLN, como el anterior, no. Y esta negativa a aspirar al poder hace la diferencia. No estoy sugiriendo que todos los partidos políticos aspiraran en el pasado (y quizá algunos en el presente) al poder por vía institucional, esto es, por vía de elecciones, pues los que se consideran o consideraban revolucionarios también aspiran o aspiraban al poder, pero por vías distintas a las elecciones. La idea de estos partidos fue, más que ahora, influir en la sociedad, coadyuvar a la formación de una conciencia anticapitalista y socialista y preparar las "condiciones subjetivas" (así se decía) para la revolución. El partido era concebido, en términos leninistas, como "la conciencia organizada de la clase obrera" (pues ésta era pensada como el sujeto del cambio revolucionario anticapitalista y por el socialismo). El objetivo revolucionario era no sólo el asalto del poder, sino la inversión de la pirámide social propia del capitalismo mediante la transformación del Estado capitalista en un Estado proletario y la socialización de los medios de producción. No se ha logrado hasta la fecha, pero ese fue, esquemáticamente, el planteamiento.

El EZLN, en cambio, independientemente de que soslaya la expresión "socialismo" en su discurso, aunque se entienda que está implícito en el vocablo "anticapitalista", no aspira explícitamente al poder, ni por vía revolucionaria ni, menos, por vía electoral. ¿Qué se puede lograr de esta dinámica? Arrebatar al poder, lo tenga el partido que lo tenga y por la presión de la sociedad organizada, ventajas para ésta y para el resto de la población, esté o no organizada. Una especie de grupo de presión, grande, más o menos organizado y, a diferencia de otros grupos de presión, desde abajo y con los de abajo en la actual pirámide social. Suena bien, pero en realidad no es tan original como se pretende. En el pasado se han llevado a cabo esfuerzos semejantes, aunque con otro fraseo, y lamentablemente no han tenido éxito, pues la llamada sociedad civil no es como quisiéramos que fuera, ni tan carente de egoísmos y mezquindades individualistas de corto plazo como nos la quisiéramos imaginar. ¿Pesimista? Puede ser, pero hay una larga historia que no podemos pasar por alto, y esta larga historia incluye, a nuestro pesar, las divisiones por principios discutibles y, más todavía, por razones estratégicas. Ojalá esta vez no ocurra.

Allegati

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy