Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

  • BoLiBia?

    17 ottobre 2011 - Marinella Correggia
  • La strada della discordia in Bolivia: sincere, meschine e grandi opposizioni

    La strada della discordia in Bolivia: sincere, meschine e grandi opposizioni

    Succede forse che ora le vittime della repressione si rivoltano contro il proprio progetto liberatore? O che qualcosa è cambiato nella direzione mentale di coloro che lo patrocinano? O succede forse che gli interessi in gioco pilotano l’informazione? La cosa interessante non è analizzare i fatti con atteggiamento manicheo, ma scindere il possibile errore dalla malafede.
    7 ottobre 2011 - Javier Tolcachier
  • Continua il dibattito in seguito alla repressione della polizia

    Tipnis boliviano: prosegue la marcia indigena

    Nominati i nuovi ministri agli Interni e alla Difesa
    4 ottobre 2011 - David Lifodi
  • La polizia attacca con violenza la marcia indigena in difesa del Parque Nacional Isiboro Sécure

    Bolivia: lo scempio

    Mobilitazioni in tutto il paese contro Evo Morales e il Mas
    27 settembre 2011 - David Lifodi

Bolivia : gli sconfitti all'elezione affilano i denti

Non hanno vinto nesssuna elezione, ma appena si sono conosciuti i risultati hanno cominciato a porre condizioni al governo che si formerà fra un mese. Grugniti e minacce afforano a destrea e a sinisatra nel panorama mediatico del paese andino
30 dicembre 2005 - Ernesto Carmona
Fonte: argenpress

La oposición tiene dos caras, como el dios Jano. En una esquina del ring se alistan los sectores más retrógrados de la sociedad, liderados por los separatistas de Santa Cruz, el riñón de la oligarquía boliviana, llamados eufemísticamente 'los cívicos', por su militancia en el Comité Cívico Pro Santa Cruz, una suerte de partido regional instrumental para la autonomía, fase uno del separatismo.

En la otra banda enseñan los dientes radicales de izquierda de signo variado, cuyos gruñidos siempre tienen cabida en la caja de resonancia de los medios de comunicación controlados por 'el enemigo', o sea, los cívicos de Santa Cruz y sus aliados de La Paz, cuyos medios de comunicación tienen circulación y/o sintonía nacional.

Sin duda que a Evo Morales le esperan tiempos difíciles. Por un lado tiene a los cívicos reclamando sin cesar lo que llaman 'seguridad jurídica', aunque por el momento la piden entre sonrisa y sonrisa. La seguridad jurídica no es más que hacer intocable la actual propiedad (privadísima) sobre las empresas públicas privatizadas por los gobiernos anteriores en favor de la oligarquía y el capital extranjero, en una historia de saqueo bastante conocida en América Latina y que en en Bolivia se designa con el eufemismo 'capitalización'.

En otra esquina del ring, los radicales de izquierda se quejan y amenazan para corregir por adelantado el rumbo de una etapa de cambios que todavía no empieza, pero que a la luz de su bola de cristal prejuzgan lenta y blandengue.

'Otra cosa es con guitarra'

Según la agencia BOLPRESS, el primer encuentro entre el presidente electo Evo Morales y los cívicos santacruceños fue 'todo sonrisas'. Los radicales de extrema derecha, que a la vez son fieles aliados de las empresas transnacionales que hacen buenos negocios con el gas y otras riquezas naturales, recibieron al presidente electo, a su vicepresidente Alvaro García Linera y al asesor en temas de seguridad Juan Ramón Quintana en la mismísima sede del Comité Cívico pro Santa Cruz, un lugar que hasta ahora era fortaleza de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), grupo fascista de choque de los cívicos. Sin embargo, esta vez también llegaron al sitio centenares de seguidores a vitorear a Morales.

Morales, considerado hasta hace poco un simple instigador de bloqueos de carreteras y enemigo número uno de los cívicos, esta vez fue interrumpido varias veces por los aplausos de los concurrentes. El presidente electo garantizó la realización de un referéndum autonómico, insistió en que habrá Asamblea Constituyente y prometió licitar el proyecto siderúrgico El Mutún, vinculado al codiciado yacimiento homónimo de hierro. 'Quiero decirles que vamos a garantizar la autonomía, vamos a garantizar la Asamblea Constituyente', dijo Morales. 'Hay que reconocer que Santa Cruz llevó la batuta para crear conciencia sobre este tema', agregó.

En Santa Cruz quieren que se licite rápido la privatización del mineral El Mutún, cercano a la frontera con Brasil y a 32 kilómetros de Puerto Suárez, considerado el mayor yacimiento boliviano de hierro y manganeso, descubierto en 1848. En 1956, las empresas públicas Comibol y Geobol realizaron estudios de exploración y prospección, que en 1993 le permitieron a la metalúrgica Emero, subsidiaria de Comibol, extraer 350 mil toneladas de concentrados enviados a metalúrgicas de Paraguay y Argentina.

El más entusiasta promotor de una licitación rápida es precisamente el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, German Antelo. 'Es una oportunidad histórica, los precios a nivel internacional están buenos para la venta de El Mutún y el efecto multiplicador que tendrá esta inversión será importante; está de por medio la fe del Estado: resulta que hemos hecho un compromiso enorme entre Bolivia y organismos internacionales', dijo recientemente en un mitin pro licitación en Puerto Suárez.

Sobre la cacareada seguridad jurídica, Morales aseguró en Santa Cruz que se dará 'cuando se resuelvan los problemas sociales'. 'No quiero perjudicar a nadie. No quiero expropiar ni confiscar ningún bien', añadió. 'Quiero aprender de los empresarios (...) Yo no tengo formación profesional, pero habría sido importante complementarnos. Ustedes tienen la capacidad profesional y yo la conciencia social', afirmó. 'Apostemos por la unidad. Quiero decir al Comité Cívico [que necesitamos] su ayuda, su asesoramiento, su recomendación. No queremos un invitado de piedra [...] sino que juntos definamos políticas para salir adelante', añadió el líder, quien por la tarde se reunió con los banqueros locales, quizás los más poderosos del país.

Antelo, presidente de los cívicos cruceños, dijo en la reunión con Morales que 'después del 18 [de diciembre, día de las elecciones], el país debe administrarse de otra manera; ya no va a ser como se hizo siempre y es el primer gobierno que lo va a hacer de esa manera', afirmó. 'Antes el gobierno nombraba a dedo a sus prefectos, hoy no será así. El Presidente tendrá que coordinar, va a tener que trabajar de manera democrática', añadió. Algunos presentes comentaron después que Morales habló con coherencia y ...otorgó más de lo que pidieron respecto a la seguridad jurídica.

Clamores de aquí y allá

Eduardo Peinado, presidente de la Cámara de Industrias, exigió por su parte en La Paz que el nuevo gobierno garantice la seguridad jurídica y el respeto a las inversiones extranjeras. Alertó sobre el temor de que las decisiones políticas de Morales, una vez instalado en la jefatura del Estado, estén permeadas por la influencia política de su colega venezolano Hugo Chávez.

Mario Fumi, presidente de ENTEL, comentó que confía en que el futuro gobierno de Morales no afecte a las empresas capitalizadas, leáse privatizadas. Morales respondió que ahora las transnacionales deben someterse a las leyes bolivianas. Peinado recomendó al nuevo gobierno dialogar con distintos sectores para consolidar la 'gobernabilidad' e impulsar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

Hernán Terrazas, vocero de la agrupación derechista Podemos, nueva denominación de la antigua Acción Democrática Nacionalista (ADN) del extinto dictador Hugo Bánzer, aseguró que la oposición impulsará desde el Parlamento la aprobación de proyectos como el TLC con EEUU José Luis Paredes, el nuevo prefecto de La Paz, también anunció que presionará a Morales por el TLC.

La 'vereda izquierda'

Al otro lado de la vereda, desde la izquierda, Jaime Solares, máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), reitera a quien quiera escucharle (por televisión, claro) que el nuevo gobierno tiene 90 días para nacionalizar los hidrocarburos sin indemnización. 'Nadie debe alegrase con la elección de Evo Morales, pero tampoco debe preocuparse porque esto iba a suceder tarde o temprano. El pueblo está cansado de los neoliberales, como Tuto [Jorge Quiroga] y Samuel [Doria Medina]', comentó. Edgar Patana, joven dirigente de la Central Obrera Regional (COR), reiteró que en sus primeros tres meses de gobierno Morales debe demostrar que sí está a favor del cambio.

Oscar Olivera, líder de la Coordinadora de Defensa del Agua, pidió 'fraternalmente' a Morales que 'vuelva a ser el mismo de antes' y que 'se cuide de su entorno porque le puede causar mucho daño'. Abel Mamani, directivo de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve), y Roberto de la Cruz, concejal municipal del M-17, estuvieron de acuerdo en no fijar plazos fatales al nuevo gobierno, pero manifestaron que estarán atentos a las señales de cambio que entregue el nuevo gobierno.

El Movimiento Sin Tierra (MST) fue relativamente generoso: concedió un año de plazo al futuro gobierno del MAS para atender el problema de la tierra y pidió que cuanto antes se derogue el Decreto Supremo 21060 que instauró violentamente el neoliberalismo en Bolivia, el 29 de agosto de 1985. Morales respondió que las tierras ociosas serán repartidas entre los campesinos que no tienen predios.

Ese decreto promulgado por la cuarta presidencia de Víctor Paz Estensoro (6 de agosto de 1985 al 6 de agosto de 1989) sirvió de 'marco jurídico' a la reforma económica neoconservadora en favor de los ricos y el gran capital transnacional, instigada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), EEUU, Inglaterra y, en general, todos los países desarrollados. El llamado neoliberalismo, que se implantó de manera prácticamente idéntica en todos los países de la región, llegó a Bolivia mediante un extenso decreto presidencial que modificó incluso disposiciones de la Constitución, según el analista Andrés Solíz Rada.

El decreto neoliberal 21060 trajo consigo una gran desorden jurídico y grandes inconsistencias legales y constitucionales porque violentó disposiciones de la carta fundamental y desconoció el rol soberano asignado al Congreso en la dictación de leyes que modifican la propiedad pública desde un simple estadio o cancha de fútbol hasta las empresas estratégicas del Estado que fueron privatizadas de un solo plumazo. Esta anarquía jurídico-constitucional constituye uno de los argumentos centrales del proyecto del MAS de refundar la institucionalidad boliviana mediante una Asamblea Constituyente.

El nuevo presidente anunció, asimismo, que avanza en la preparación del memorial con que solicitará a EEUU la extradición del gran privatizador del país, el ex presidente y magnate Gonzalo Sánchez de Lozada, a fin de enjuiciarlo en Bolivia, todo esto mientras los campesinos le exigen cuatro ministerios. Dieciséis postulantes ya fueron elegidos por las bases, informó Román Loayza, un senador del MAS que también invocó el plazo de 90 días, pero varios días antes de la elección presidencial. Los campesinos quieren los ministerios de Participación Popular, Asuntos Agropecuarios y Campesinos, Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente; y Asuntos Indígenas y Pueblos Originarios. Morales prometió representación regional y una visión de género, a la vez que dijo estar buscando profesionales de diversos sectores.

El gabinete del Presidente tendría tres componentes fundamentales: técnico, social y político. Gustavo Torrico, diputado reelecto por La Paz, dijo que el componente social será dominante. El diputado por Cochabamba, Iván Canelas, quien además es periodista y presidente de honor de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap), aseguró que la estructuración del gabinete es una responsabilidad de Morales. 'El personalmente está viendo ese tema en La Paz. Hay sugerencias, ideas, pero no hay nada concreto', dijo.

Felipe Quispe Huanca, el rival político de Morales quizás más conocido internacionalmente, anunció que probablemente pase a 'la clandestinidad', en unas declaraciones postelectorales 'infladas' por el diario La Prensa, del grupo periodístico más conservador de La Paz. 'En su voz se notaba cierto desencanto', advirtió el sagaz periodista anónimo que lo entrevistó después de haber obtenido el 1% y el quinto lugar en la votación presidencial.

El candidato del Movimiento Indígena Pachakuti decidió refugiarse en su propia confederación campesina. ''Seguramente, si el MAS es gobierno, nos perseguirá, intervendrá la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) y pasaré a la clandestinidad; ya veremos', agregó pesimista', todo esto según la 'objetividad periodística' de la manipulación informativa del anónimo cronista del diario La Prensa.

Pero Morales no sólo debe responder ante los perdedores de la elección, sino también a sus propios electores. Y deberá hacerlo desde una presidencia que probablemente tenga una incómoda mayoría simple de 66 escaños en la Cámara de 130 diputados y cierto equilibrio entre los 27 miembros del Senado, pero sin el quórum calificado que demandan transformaciones de gran envergadura. Y también tendrá en contra a la gran mayoría de los prefectos o gobernadores de las nueve regiones o departamentos que fueron elegidos por primera vez. Gobernar con tanta oposición será de suyo una tarea difícil para el propósito de refundar a Bolivia.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy