Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Venezuela: le minacce di Condoleezza Rice

22 febbraio 2006 - Roberto Bardini
Fonte: Argenpress

El protagonista más importante de la historia de Venezuela en los últimos 90 años no ha sido un líder político, ni un caudillo militar, ni un partido populista. Ha sido el barril de petróleo, un recipiente metálico con capacidad para almacenar 208 litros.

Esto lo sabe perfectamente la secretaria de Estado Condoleezza Rice, nacida hace 51 años en Alabama, hija de un pastor de iglesia y una profesora de música. Ella es licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Denver, tiene una maestría en Relaciones Internacionales y ha sido asesora de la Casa Blanca en asuntos de Seguridad Nacional. Puede ser una mujer maligna, pero no es boba.

El 16 de febrero pasado, Condoleezza Rice habló ante el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes y exhortó a la comunidad internacional a crear “un frente unido” contra el presidente venezolano Hugo Chávez, al que presentó como “un desafío para la democracia” y un “peligro” para la región. Una semana antes, el secretario de Defensa Donald Rumsfeld había comparado a Chávez con Adolf Hitler.

Estas declaraciones complementan lo que en el lenguaje del submundo de la inteligencia, las operaciones psicológicas y la “propaganda negra” se llama “suavizador de campo”. Funciona como los “ablandadores” de ropa antes del lavado duro con detergente. Es decir, son el paso previo a una operación quirúrgica o acción directa contra un país considerado hostil.

Rumsfeld tampoco tiene un pelo de bobo. Los tontos son los que se tragan estos cuentos del “desafío para la democracia”, sin ver que lo que se está cocinando en la olla se llama “intervención directa”. Si uno levanta la tapa, al guiso le falta un condimento muy necesario para la supervivencia de Estados Unidos, el principal comensal. Ese ingrediente abunda en Venezuela y se llama petróleo.

El primer depósito petrolero se descubrió en 1914, en la costa oriental del lago de Maracaibo, y comenzó con la extracción de 24 barriles diarios. Hoy Venezuela produce tres millones de barriles por día, posee las mayores reservas del continente americano y es el quinto exportador mundial de crudo. Este recurso natural representa la principal fuente de ingresos del país: genera alrededor del 70 por ciento de las ganancias por exportación.

Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), entidad estatal creada en 1975, está considerada como la segunda mejor empresa del mundo y figura entre las mejores administradas. Una de sus metas es aumentar la producción hasta llegar en una década a siete millones de barriles diarios, cifra semejante a la actual producción de Arabia Saudita. Para crear la infraestructura necesaria, requiere de una inversión de alrededor de 150 mil millones de dólares.

Venezuela es la única nación americana integrante de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Los diez países restantes pertenecen a Oriente Medio y Africa, con la excepción de Indonesia.

Hay cinco regiones petroleras en territorio venezolano: Cuenca Apure-Barinas (87 mil kilómetros cuadrados), Cuenca Maracaibo-Falcón (67 mil kilómetros cuadrados), Cuenca Oriental (más de 150 mil kilómetros cuadrados), Cuenca Tuy-Cariaco (18 mil kilómetros cuadrados) y Faja del Orinoco (45 mil kilómetros cuadrados). Esto da un total de 367 mil kilómetros cuadrados que almacenan este recurso estratégico.

Según investigaciones realizadas por PDVSA, existen reservas comprobadas de 76 mil millones de barriles. Con las técnicas actuales se podrían extraer 270 mil millones de barriles de la Faja del Orinoco, lo que representa 51 por ciento de las reservas mundiales de crudo. A un ritmo de tres millones de barriles diarios, el país cuenta con petróleo durante los próximos 200 o 300 años.

Venezuela es el cuarto abastecedor de Estados Unidos, mercado al que destina un millón y medio de barriles diarios. Citgo, filial de PDVSA, cuenta con ocho refinerías y más de 14 mil gasolineras en suelo estadunidense. PDVSA posee, además, otra refinería en Islas Vírgenes, una en Curazao, cuatro en Europa y cinco en Venezuela, incluida la de Paraguaná, la más grande del mundo. En contraste, durante los últimos 25 años desaparecieron 135 refinerías en Estados Unidos, sin que se haya construido ninguna.

Venezuela, por otra parte, está en conversaciones con empresas energéticas estatales de Argentina y Brasil para construir un gasoducto de más de ocho mil kilómetros en un plazo de cinco a siete años, que también beneficiará a Bolivia. El costo de proyecto se estima entre 17 mil y 20 mil millones de dólares.

El domingo pasado, en su programa dominical “Aló, Presidente”, Hugo Chávez mencionó las recientes declaraciones de Condoleezza Rice, quien acusó al gobierno venezolano de ser “uno de los grandes problemas” en la región. Lo que preocupa a Washington es el proceso de integración sudamericano impulsado desde Caracas, afirmó el mandatario.

“No te metas conmigo”, dijo Chávez antes de poner sus labios sobre su mano. “Toma tu beso, Condoleezza”, agregó después en tono irónico.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy