Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Perù: inquietante passato degli uomini di Humala

a differenza degli altri 20 candidati alla presidenza, il favorito Ollanta Humala non ha presentato pubblicamente i membri della sua squadra ,molti di loro sono militari che erano legati a Vladimiro Montesinos, il temibile capo dei servizi segreti di Alberto Fujimori
7 aprile 2006 - Ángel Páez
Fonte: IPS

La mayoría de estos oficiales, ahora personas de confianza del nacionalista Humala, firmaron el "Acta de Sujeción" el 13 de marzo de 1999, redactada por Montesinos, en la cual se comprometieron a rechazar cualquier investigación a militares que hubieran participado en el autogolpe de Estado de Fujimori el 5 de abril de 1992 o hubieran violado derechos humanos en la represión de la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso (1980-2000).

El coronel retirado Estuardo Loyola, encargado de organizar los actos públicos de Humala, no sólo firmó el "Acta de Sujeción" sino que fue secretario personal del ex jefe del ejército José Villanueva, preso y bajo proceso por varios delitos y notorio miembro de la organización delictiva montada por Montesinos.

También Montesinos está detenido, acusado de tender una amplia red de corrupción y de violaciones de derechos humanos.

El encargado de programar las giras de Humala por el interior de Perú es el coronel retirado Adrián Villafuerte, otro firmante del "Acta de Sujeción".

El régimen de Fujimori se extendió entre 1990 y 2000. A poco de iniciado su primer mandato, el presidente disolvió el parlamento, suspendió la vigencia de la Constitución y la actividad de los partidos, intervino el Poder Judicial y comenzó a gobernar con el apoyo de las Fuerzas Armadas. Una reforma de la carta magna le abrió la puerta a la reelección en 1995.

Crecientemente cercado por el malestar popular ante sus excesos represivos y las acusaciones de fraude en los comicios de 2000, Fujimori viajó a Japón y desde allí renunció a su cargo. Asilado desde entonces en ese país, en 2005 viajó a Chile donde fue capturado y permanece esperando el resultado de un juicio de extradición a Perú por múltiples delitos.

En los tres últimos años del régimen fujimorista, Villafuerte fue asistente personal de otra connotada figura: el general César Saucedo, quien fungió entre 1997 y 2000 como ministro del Interior y de Defensa, jefe del ejército y del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. La justicia ha condenado a Saucedo por corrupción.

Villafuerte fue compañero de la escuela militar del coronel en activo Jorge Zerillo, quien trabaja en la Dirección de Personal del Ejército. De esa dependencia precisamente fueron robados documentos de la foja de servicios de Humala, un teniente coronel retirado, relacionadas a sus actividades en la lucha contra Sendero.

La relación es más estrecha. Un hermano del coronel Zerillo, Manuel, es candidato a legislador por la lista de Humala y está casado con una prima de la madre del aspirante presidencial que encabeza la intención de voto para los comicios de este domingo.

Otro oficial muy cercano a Humala es el general retirado Benigno Cabrera. En 1992 fue jefe de Ollanta cuando éste comandaba la base antisubversiva de Madre Mía, en la selva amazónica en la que operaba Sendero.

Cabrera y Humala son investigados por presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas en Madre Mía durante ese año.

"Las presencias de esas personas son indicios que deben ser estudiados e investigados profundamente", dijo a IPS Sofía Macher, ex integrante de la Comisión de la Verdad y Reconciliación y actual analista del no gubernamental Instituto de Defensa Legal.

"La Comisión de la Verdad documentó casos de violaciones de derechos humanos en 1992 y también casos de narcotráfico en ese periodo y en esa zona (Madre Mía). En consecuencia, es preocupante la aparición de esos personajes junto a Humala", dijo Macher.

Cabrera recibió un trato especial de Montesinos, quien lo ascendió a general por su participación en el rescate en 1997 de rehenes tomados por guerrilleros en la residencia del entonces embajador japonés Morihisa Aoki.

Dos años después, Cabrera también firmó el "Acta de Sujeción".

En su informe de agosto de 2003, la Comisión de la Verdad registró casi 70.000 víctimas del combate entre el Estado y Sendero, la mayoría indígenas.

Antes de que se conociera la identidad de estos colaboradores, Humala había declarado "traidores a la patria" a los militares firmantes de aquel compromiso con Montesinos, y anunciado que los purgaría si llegaba al gobierno. Pero luego cambió de opinión, y dijo que "la firma del acta no invalida a los oficiales".

Pero nuevos personajes polémicos siguen apareciendo en torno del candidato. Esta vez se trata de antiguos compañeros de la escuela militar.

Uno de ellos es el mayor retirado Ítalo Ponce, encargado de la planificación de la campaña de Humala, quien admitió haber visitado al recluso Óscar López Meneses, estrecho colaborador de Montesinos, con el argumento de que es su amigo.

Lo cierto es que este hecho parece reafirmar la convicción de que Humala está rodeado de asesores que tuvieron o tienen contactos con Montesinos o sus cómplices.

Cuatro semanas atrás apareció el semanario humalista La Olla, repleto de insultos contra los contendientes de Humala, la derechista Lourdes Flores y el socialdemócrata Alan García.

El teniente retirado Germán Alfaro, compañero de la escuela militar de Humala, es señalado como uno de los financistas de la publicación. En tiempos de Fujimori, formó una empresa de fachada para negocios ilegales con una aeronave del Estado, y más tarde, en 2003, estuvo comprometido en robos de partes de aviones y helicópteros de la fuerza aérea que luego revendía a la misma institución.

La reacción de Humala ante estas revelaciones fue afirmar que forman parte de una "guerra sucia" a su candidatura, acusando a la prensa de estar comprometida en un plan para impedir su triunfo.

"A los peruanos nos ha costado mucho salir de la dictadura, y es importante no permitir que personajes que hayan estado vinculados a hechos que hoy son materia de investigación se metan en la campaña electoral", dijo a IPS Percy Medina, secretario de la asociación civil Transparencia, que participa como observador del proceso electoral.

"Por eso es muy importante que el candidato Ollanta Humala haga un deslinde sobre la presencia de esos personajes", precisó Medina.

El de Humala es el más ostensible, pero no el único caso de un candidato rodeado de colaboradores sin credenciales democráticas o con antecedentes delictivos.

El ex presidente Alan García (1985-1990), que se disputa el segundo lugar en las encuestas con Flores, tiene entre sus asistentes a dos hombres relacionados con Montesinos, el almirante Luis Giampietri y el general Carlos Tafur, ambos retirados.

Giampietri es un enemigo de las organizaciones defensoras de los derechos humanos que hizo amistad con Montesinos cuando contribuyó al rescate de los rehenes mantenidos en la sede diplomática japonesa entre diciembre de 1996 y abril de 1997.

Giampietri, uno de los cautivos, enviaba señales a los comandos de rescate. Después formó parte del equipo del candidato a la alcaldía de Lima por el partido de Fujimori, Juan Carlos Hurtado. Una de las cintas grabadas por Montesinos para documentar sus sobornos y pagos ilegales registró el momento en que le entregaba a Giampetri 250.000 dólares para esa campaña electoral.

Carlos Tafur firmó también el "Acta de Sujeción". Nombrado jefe del ejército por el presidente que condujo la transición tras la caída de Fujimori, Valentín Paniagua, Tafur fue destituido muy poco después, cuando el mandatario interino descubrió su firma en el polémico documento.

En el equipo de Lourdes Flores tiene un papel de importancia el empresario Arturo Woodman, quien ocupó varios cargos durante el régimen de Fujimori al mismo tiempo que trabajaba para el millonario Dionisio Romero.

Está probado que Woodman, amigo de Montesinos, organizó hasta tres reuniones de Romero con el jefe de la inteligencia fujimorista. A Flores, sin embargo, no le parece grave ese antecedente, y lo ha mantenido entre sus asistentes.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy