Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Dove andrà il Messico dopo le elezioni presidenziali del 2 luglio?

la repressione degli insegnanti ad Oaxaca a meno di 20 giorni dalle elezioni è la dimostrazione del deterioramento di una politica governativa sempre più favorevole agli interessi dei settori privilegiati della politica e dell'economia
20 giugno 2006 - Manuel Aguilar Mora (militante della lega di Unità socialista LUS)
Fonte: Attac -AGENCIA R.G.P.


Un país en vísperas de renovar su gobierno político central que se encuentra
cruzado por innumerable conflictos sociales, con las cárceles repletas de
presos políticos recientemente detenidos, con los reclamos de represión y de
corrupción que se lanzan desde diversas direcciones, con el ruido
ensordecedor de unos medios que buscan a toda costa desviar la tensión
política creciente con la fiebre futbolera: ¿es un país así, como lo es hoy
México, un país "estable", en el cual pueda reinar el "estado de derecho"
como pretenden sus actuales gobernantes y su enorme cortejo de corifeos de
los medios?
Esta represión a los maestros de Oaxaca viene a eslabonarse con los
acontecimientos que se han producido desde hace poco más de un mes con las
represiones a la población de Atenco y a los trabajadores de SICARTSA de
Lázaro Cárdenas, Michoacán, con las protestas de los trabajadores del
sindicato minero por la intromisión del gobierno en sus asuntos internos y
con el malestar cada vez mayor de amplios sectores populares ante el sórdido
espectáculo de los candidatos presidenciales disputándose el campeonato del
más corrupto y cínico.

Un panorama verdaderamente lamentable y peligroso de la sociedad burguesa en
descomposición en la que vivimos, trabajamos y somos oprimidos y explotados
la inmensa mayoría de los mexicanos. Es evidente que el 2 de julio próximo,
sea quien sea el elegido por unas elecciones promovidas por el IFE (o sea el
estado) de manera millonariamente pródiga y en la que se disputan el poder
los tres principales partidos de los grupos económica y políticamente
dominantes (PRI, PAN, PRD), se enfrentará a una situación cada vez más
compleja y difícil.

La situación es tan contradictoria que incluso es muy posible que la
camarilla derechista en el poder actualmente en Los Pinos, el grupo de Fox,
intente realizar manipulaciones fraudulentas en las elecciones para
favorecer a su candidato Calderón Hinojosa. Se agregaría así un nuevo
ingrediente a una situación de por sí explosiva, el intento de un golpe de
mano en la cúpuila misma del poder.

Sea cuál sea el resultado del 2 de julio dos cosas son seguras. En primer
lugar, la política del estado mexicano está determinada por el conjunto de
fuerzas económicas y políticas que en los últimos 25 años han vinculado y
estrechado cada vez más sus intereses con la globalización imperialista (el
"Consenso de Washington"). Ninguno de los tres principales partidos
gobernantes, ni sus candidatos están en contra de esta situación. Por el
contrario, cada uno tiene su propia receta para superarla y administrarla
mejor.


En segundo lugar, los trabajadores, las fuerzas populares aliadas naturales
a ellos y los sectores de activistas de vanguardia, incluidos por supuesto
los de "la Otra campaña", estamos obligados a iniciar una respuesta política
unificada, organizada y de carácter programático independiente, democrático
y anticapitalista (socialista), a esta situación que después del 2 de julio
se agudizará, polarizándose aún más los antagonismos que desgarran el tejido
social de la nación.

La tarea histórica es la de construir una fuerza, un bloque socio-político
anticapitalista (por tanto, antiburgués) que reuna a todas las fuerzas de
los trabajadopres y populares capaces de forjar y actuar victoriosamente
contra los poderosos enemigos que están devastando a México. Ninguna fuerza
o sector social por separado podrá vencer aislado. Una capacidad política y
una audacia revolucionaria muy amplias son necesarias para comprender y ser
consecuente en la práctica con esta tarea histórica. Se trata de un
movimiento político independiente y democrático que rompa con los parámetros
que han sido tradicionales de la política de los trabajadores durante todo
el ciclo que hemos llamado de "la revolución mexicana" del siglo anterior.

Parece difícil la prueba que se yergue ante las fuerzas democráticas,
independientes y revolucionarias. Lo es verdaderamente, pero es una prueba
que la historia de la lucha de clases coloca frente a nosotros y que no
podemos eludir y cuya superación no permite atajos ilusorios que nos desvien
de esta estrategia fundamental que representa la política del frente unido
de los movimientos de los trabajadores y populares que son los únicos que
tienen la fuerza para salir victoriosos de esta prueba histórica.


La división de estas fuerzas ha sido tradicionalmente una de las fuentes
principales del poderío de los grupos burgueses dominantes. El largo ciclo
iniciado hace un siglo con la revolución mexicana, ciclo que correspondió a
la hegemonía burguesa sin prácticamente oposición importante, es evidente
que ha llegado a su fin. Desde la década de los años noventa del siglo
pasado hemos presenciado su crisis profunda, precipitada con el engaño
colosal de "la alternancia democrática" del foxismo hipócrita y cínico.

La tarea que está frente a nosotros, quienes luchamos por una nueva nación,
un México nuevo independiente, democrático, libertario, soberano y abierto a
la solidaridad internacional con los pueblos de todo el mundo es la de
unirnos en un gran frente (el nombre es lo de menos) nacional que permita la
acción conjunta de las múltiples fuerzas que hoy surgen desde Oaxaca hasta
Sonora, pasando por la ciudad de México, Guerrero y Veracruz y que agrupan a
obreros, campesinos, índigenas, maestros, estudiantes y activistas de los
diversos grupos socialistas, anarquistas e independientes. Una sola fuerza
anticapitalista (por definición antiburguesa), democrática, independiente y
emancipadora que reivindique el programa de una nueva nación y su
construcción por las únicas fuerzas que hoy pueden salvar a nuestro país de
caer aún más profundamente en una crisis que sería una verdadera catástrofe:
las fuerzas de los trabajadores, de los campesinos e indígenas, de los
maestros, de las mujeres rebeldes, de los estudiantes, de todos los sectores
hoy oprimidos.

Por supuesto, esta tarea emancipadora y liberadora sólo podrá cumplirse sin
sectarismos, sin caudillismos anacrónicos, sin afanes enfermizos
competitivos, con la clara conciencia del momento histórico que atravesamos
y que de su victoria depende la sobrevivencia de México como país
independiente y soberano, unido fraternalmente en una federación de naciones
con los países hermanos de América del sur y del Caribe y a través de ellos
con todos los pueblos del mundo.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy