Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Colombia: sequestro Betancourt, la storia di un inganno

una indagine esclusiva dell'agenzia IPS rivela la verita' dietro al supposto intento di riscattare Ingrid Betancourt che da due anni e' in mano alle FARC
22 febbraio 2004 - Constanza Vieira
INGRID BETANCOURT: Historia de un engaño Constanza Vieira BOGOTA, 19 feb (IPS) - Una investigación exclusiva de IPS revela la verdad detrás del supuesto intento de rescate de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, que el lunes 23 de febrero cumplirá dos años en manos de la guerrilla de las FARC. En junio de 2003, el gobierno de Francia y el grupo insurgente colombiano FARC acordaron una operación humanitaria y ”no oficial”: una entrevista de uno de los más altos funcionarios de la cancillería francesa con el comandante guerrillero Raúl Reyes, portavoz ante la ONU y la comunidad internacional. Pierre-Henri Guignard, director del Departamento de América Latina del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia y jefe adjunto de gabinete del canciller Dominique de Villepin, planeó ir a la entrevista acompañado por un diplomático y un funcionario de embajada. El diplomático sería Fabrice Delloye, el padre de los dos hijos de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, quien cumplirá este lunes dos años como rehén de las FARC. El objetivo de Francia era comprobar que Betancourt -ciudadana francesa- seguía con vida, después de meses de angustiante silencio por parte de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), el mayor grupo insurgente en la guerra civil de ese país sudamericano. La prueba consistía en un vídeo grabado a principios de junio, que iba a ser entregado por Reyes a los diplomáticos para que fuera dado a conocer en Francia. El objetivo de las FARC era ser escuchadas por un país miembro de la Unión Europea (UE) para mostrarle ”la verdad del pueblo colombiano”, totalmente contrapuesta a la versión del gobierno de Alvaro Uribe. Pero los rebeldes querían también tratar la etiqueta de terrorista que les había colocado la UE en 2002, luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington y la declaración de "guerra al terrorismo" por parte de Estados Unidos. Las FARC, incluidas en los listados de organizaciones terroristas de Estados Unidos y de la UE, buscan reunirse con emisarios de la ONU, del Grupo de Río y del bloque europeo, precisó a IPS una fuente. En declaraciones a la prensa, Delloye había insinuado que la entrega de pruebas de supervivencia de Betancourt constituía una condición para cualquier negociación con las FARC. ”Es obvio que, respecto de la comunidad internacional, el hecho de tener imágenes de Ingrid, de saber que está viva, borraría todas estas polémicas que están perjudicando el diálogo” con las FARC, había dicho. En ningún momento se pactó la posible liberación de Betancourt como parte de la operación. Los diplomáticos viajaron desde Quito hasta Esmeraldas, en la costa de Ecuador sobre el océano Pacífico. De allí se trasladaron a una población ecuatoriana fronteriza con Colombia, donde un estafeta de las FARC les informó de que debían cruzar la frontera y viajar varias horas dentro de territorio colombiano para encontrar a Reyes en su campamento en el meridional Putumayo. Pero para los franceses, entrar al territorio colombiano estaba fuera del acuerdo inicial. Los diplomáticos escribieron una carta a Reyes, regresaron a Quito para consultar con su cancillería el ingreso a Colombia, y tres días después obtuvieron del Palacio de Quai d´Orsay la instrucción de cruzar la frontera. ”Si ellos no se devuelven a Quito, la entrevista se da, y en el Putumayo”, dijo a IPS una fuente cercana a las familias de los rehenes en poder de las FARC. Pero, ”errores telefónicos” del embajador francés en Bogotá, Daniel Parfait, dieron al traste con la operación, según un observador diplomático. Mediante el control de las comunicaciones, que en Colombia pudo estar a cargo del gobierno de Uribe o de servicios secretos estadounidenses, la operación quedó al descubierto para estos actores, según algunas fuentes. Uribe fue enterado y, mediante una rápida maniobra en la que involucró a familiares de Betancourt y a la jerarquía de la Iglesia Católica colombiana, hizo abortar la operación en el sur de Colombia. EL HERCULES ATERRIZA Una confusa trama que incluyó la extravagante presencia de un avión Hércules C-130 militar francés en Manaos, en la Amazonia brasileña, fue poco después ampliamente difundida a través de los medios de comunicación. La maniobra de distracción, que en inteligencia militar algunos denominan ”juego operativo”, consistió en alertar el 3 de julio a familiares de Betancourt sobre una supuesta intención de las FARC de liberar a la rehén. La versión que el propio Uribe dio a Yolanda Pulecio y Astrid Betancourt, respectivamente madre y hermana de la ex candidata presidencial, decía que un campesino había sido contactado por las FARC para que avisara que la mujer estaba gravemente enferma y que la entregarían, pues además esperaban una intervención de las Fuerzas Armadas. Y que, añadió Uribe, la jerarquía católica había puesto al campesino en contacto con el mandatario. La hermana de Betancourt, funcionaria de la embajada de Francia en Bogotá, solicitó por iniciativa propia la intervención humanitaria del gobierno francés. París, confundido, reaccionó enviando a Brasil el avión Hércules con equipos y personal médico y de rescate. Finalmente, la misión francesa perdió el contacto con el emisario de Raúl Reyes, y nunca llegó a atravesar la frontera de Ecuador con Colombia. Los hechos aquí relatados fueron corroborados por siete fuentes que, por su exposición pública y los cargos que ocupan, pidieron garantía de reserva de sus identidades. Delloye no fue consultado. El actual marido de Betancourt, Juan Carlos Lecompte, quien se ha puesto al frente del Partido Verde Oxígeno de la ex candidata, admitió que conocía estos hechos, pero aseguró ignorar si la filtración fue por teléfonos intervenidos de la embajada francesa en Bogotá. Además, dijo a IPS, no le consta que haya sido Guignard quien participó en el intento de entrevistar a Reyes desde Ecuador, punto reafirmado por otras fuentes contrastadas. Según Lecompte, el jefe adjunto del gabinete diplomático francés sí estuvo presente en la operación Manaos pocos días después del fallido contacto a través de la frontera colombo-ecuatoriana. La legendaria urbe selvática brasileña sobre el río Amazonas se encuentra casi a 2.000 kilómetros al este del lugar de la cita de los emisarios de Francia con el enviado del portavoz de las FARC. El Hércules aterrizó el 9 de julio en el pequeño aeropuerto civil Eduardo Gómez de Manaos. El avión de 34 toneladas, 39 metros de largo, 11 de altura y 40 de envergadura, con capacidad para transportar a 90 soldados y que requiere entre tres y cinco tripulantes, llevaba, según versiones de prensa, sólo 11 personas a bordo. La presencia ”no oficial” de la nave en Manaos fue divulgada el 23 de julio por la revista brasileña Carta Capital, de Sao Paulo, causando una fuerte reacción pública contraria en Brasil y, finalmente, una disculpa formal del gobierno francés. Pero la noticia había aparecido desde el 11 de julio en el diario sensacionalista brasileño Extra, de Río de Janeiro, aunque sin trascender internacionalmente. El 13 de julio, Brasilia invitó a nueve de los once ocupantes franceses del avión a abandonar el país. LA FAMILIA BURLADA La semana pasada, Delloye, ex marido de Betancourt, no disimuló la amargura de la familia en una entrevista con el diario Le Monde: ”Hemos sido manipulados por Uribe”, dijo. Delloye recordó que el engaño de Uribe había ”precipitado el viaje de Astrid a la selva y la subsiguiente frustración”, después de que Lecompte reemplazó a Astrid y se adentró también inútilmente en la selva brasileña contando, además, con el apoyo logístico y moral de las más altas esferas del gobierno brasileño. ”Me pregunto”, dijo Delloye al diario francés, ”si Uribe y sus servicios no manipularon todo eso para sabotear el contacto previsto entre las FARC y la ONU en territorio brasileño”, encuentro sugerido a mediados de 2003 por el secretario general del foro mundial, Kofi Annan, en respuesta a una carta de las FARC. El 28 de julio, tras muchas especulaciones periodísticas sobre el caso del Hércules, un comunicado del estado mayor central de las FARC negó su intención de liberar a Betancourt y calificó la versión del Hércules como ”obra de la inteligencia militar en cabeza del presidente Uribe con la finalidad de engañar y asaltar las buenas intenciones humanitarias de los franceses”. OTRA VEZ EL CANJE HUMANITARIO El comunicado agregaba que el propósito de la guerrilla es lograr un acuerdo ”que permita liberar la totalidad de los retenidos políticos en poder del gobierno y de las FARC”, y que ”este objetivo se hará realidad con la contribución de los amigos interesados en la firma del canje o acuerdo entre las partes”. En noviembre del año pasado, IPS quiso corroborar con Reyes el intento de contacto en la selva colombo-ecuatoriana y recibió por respuesta: ”Eso pregúnteselo a los franceses”. Pero dos meses más tarde caía preso en Quito el guerrillero Simón Trinidad, uno de los entonces negociadores para el canje al que aspiran las FARC. El 13 de enero, las FARC aseveraron que Trinidad tenía en Quito la ”misión clandestina” de buscar un ”lugar adecuado” para el encuentro con Annan y su representante personal en Colombia, James LeMoyne. La detención de Trinidad, sostuvo la guerrilla, frustró ”el encuentro previsto con representantes del gobierno francés con el propósito de hallar una solución definitiva al cautiverio de Ingrid Betancourt y demás prisioneros de guerra mediante el canje o intercambio humanitario”. La afirmación fue negada por el gobierno francés y por el vocero de la ONU en Bogotá, Volker Petzoldt. Pero éste fue desmentido semanas más tarde por el propio LeMoyne. Por otra parte, según versiones periodísticas de febrero del año pasado, Francia había participado anteriormente en otro operativo a favor de Betancourt. LA REHEN MAS CELEBRE DE LAS FARC El vídeo que mostraba a la rehén con vida fue transmitido el 30 de agosto por un noticiero televisivo colombiano. Betancourt, de 42 años, ex senadora y candidata presidencial en los comicios de mayo de 2003 a pesar de su condición de rehén, tiene la nacionalidad francesa y ha sido declarada ciudadana de honor en 1.000 municipios del mundo, la mayoría en Francia. El presidente de ese país, Jacques Chirac, y su canciller De Villepin -quien fue profesor de Betancourt en l´École des Sciences Politiques de París- han tratado repetidamente con el gobierno colombiano asuntos relacionados con la liberación de la rehén. Este sábado, el alcalde de Roma, Walter Veltroni, entregará en Bogotá la ciudadanía de honor de la capital de Italia a Betancourt, mientras su ciudad natal y capital colombiana hará otro tanto, en el marco de una ”Jornada de solidaridad por la vida y la libertad de los secuestrados en Colombia”. París ha ofrecido el territorio francés como lugar de refugio de guerrilleros de las FARC que resulten liberados de prisión en caso de que el gobierno colombiano acceda a negociar con la insurgencia el intercambio de una cantidad no determinada de combatientes presos, quizá 300 a 400, por 21 rehenes civiles y 37 efectivos militares y policiales en poder de la guerrilla. Para las FARC, los rehenes y combatientes son ”retenidos por causas exclusivamente políticas”, para diferenciarlos de unos 800 secuestrados en su poder, según cifras oficiales, que deben negociar su libertad a cambio de cuantiosas sumas de dinero. Los uniformados cayeron en poder de la guerrilla en combates y los civiles fueron capturados en distintos episodios. Las FARC han incluido entre los sujetos a canje a tres estadounidenses que cumplían una misión de inteligencia en el marco del Plan Colombia, financiado por Washington, contra la insurgencia y el narcotráfico. Washington se niega a negociar el canje de sus ciudadanos con las FARC, mientras Uribe exige que cese el secuestro y que los guerrilleros eventualmente liberados no vuelvan al combate. Además, no acepta excarcelar a ningún responsable de otros delitos que no sean el de rebelión contra el Estado.
PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy