Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Ecuador: la Fokise denuncia altre fumigazioni nella regione Putumayo

Gli indigeni della regione denunciano altre azioni di distruzione delle piantagioni di coca con aerei provenienti dalla Colombia, con attacchi diretti alle popolazioni colombiane di frontiera non lontani dalle zone dei fiumi San Miguel e Putamayo
3 marzo 2004 - Redacción Nueva Loja

Martes, 2 de Marzo del 2004

En Putumayo se denuncian más fumigaciones

Redacción Nueva Loja - El Comercio - Ecuador

Las fumigaciones colombianas a los cultivos de coca se reactivaron en el
bajo Putumayo y sus efectos se sienten con fuerza en las fincas y comunas de
la frontera noreste, según la Federación de Organizaciones Indígenas Kichwa
de Sucumbíos Ecuador (Fokise).
Indígenas de la zona denuncian que nuevas aspersiones aéreas se iniciaron
en febrero sobre el caudal de los ríos San Miguel y Putumayo, límites entre
Ecuador y Colombia.
"Estamos desesperados; las fumigaciones ahora incluyen ataques directos a
las poblaciones colombianas fronterizas, que están cerca de nuestras
comunas", dice Eduardo Cuji, dirigente de la comunidad Yanamarun, en el río
San Miguel.
Asevera que el ataque aéreo al poblado Puerto Colombia, hace 15 días,
marcó el inicio de las fumigaciones en el sector. "Las avionetas y
helicópteros sobrevuelan muy cerca de nuestras tierras. Tenemos miedo y no
sabemos si quedarnos o salir a la ciudad".
Una situación similar denuncian los comuneros de Nueva Montepa, un poblado
kichwa que está ubicado junto al río Putumayo, al noreste de Sucumbíos. Allí
las nuevas fumigaciones aumentaron los casos de fiebre, vómito, mareo y
dolor de cabeza, especialmente en los niños y mujeres.
"Existe desesperación en nuestras familias y lo único que queremos es que
fumiguen lejos de la frontera", comenta Alejandro Aguinda, dirigente de la
comuna. En esta zona también se registraron ataques a varios cabildos
indígenas que se encuentran al otro lado del afluente.
La denuncia llegó a la Fokise, filial a la Confeniae, en Nueva Loja.
Además, 23 familias de Santa Rosa lo corroboran.
"No es justo que sigan fumigando a pocos metros de nuestras comunas, después
de todos los daños que ocasionaron hace tres años", dice Rosa Aguinda,
indígena de la aldea.
La fecha del próximo período de fumigaciones aún no es del dominio de las
autoridades políticas. "No tenemos conocimiento de las nuevas fumigaciones
en esa zona, pero vamos averiguar", admite Óscar Izquierdo, del Ministerio
de Relaciones Exteriores.
El funcionario integró la comisión mixta de Gobierno y del Congreso Nacional
que este fin de semana recorrió varios poblados fronterizos donde las
fumigaciones ocasionaron pérdidas importantes.
En Puerto Nuevo, Puerto Mestanza, Corazón Orense, Santa Marianita y El
Cóndor aún persisten los estragos de las fumigaciones del 2001.
En Corazón Orense, las muertes de 12 campesinos, la mayoría niños, se
tribuye a la fumigación. La Comisión de derechos Humanos del Congreso dice
que pedirá cuentas a la comisión científica técnica creada por la
Cancillería y que insistirá ante el Ejecutivo para que exija a Colombia que
las fumigaciones se realicen a 10 kilómetros de la frontera, como plantean
los afectados.
El dato
La fumigación con el químico glifosato es dirigida por el Gobierno de
Colombia para erradicar los cultivos de coca en el Putumayo.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy