Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Cuba- Messico: il ruolo di un imprenditore nello scontro tra i due governi

Nello scontro tra i governi di Cuba e Messico, ha un ruolo centrale l'imprenditore di origine argentina, Carlos Ahumada, che ha frequentato sia l'isola caraibica che i politici messicani ed ora indagato per corruzione
5 maggio 2004 - Diego Cevallos
Fonte: IPS

CUBA-MEXICO:
Juego extremo con cartas de Ahumada

MEXICO, 4 may (IPS) - En el enfrentamiento entre los gobiernos de Cuba y México se ubica como actor central Carlos Ahumada, un empresario de origen argentino que frecuentaba el país caribeño, así como a políticos mexicanos salpicados ahora por su corrupción.

El caso del empresario acusado de fraude y lavado de dinero y preso en México desde el 28 de abril -tras sorpresiva deportación desde La Habana- es una carta con la que parecen jugar ambos gobiernos para ventilar sus disputas, indican hipótesis de analistas.

México redujo el domingo al mínimo sus relaciones con Cuba luego de la deportación de Ahumada, que La Habana acompañó de comentarios indirectos sobre cuestiones mexicanas internas, y de duras expresiones del presidente Fidel Castro contra la conducción de la política exterior de su par, Vicente Fox.

México ordenó el retiro de su embajadora en el país caribeño, Roberta Lajous, y expulsó al representante cubano Jorge Bolaños y a otros funcionarios.

”Ahumada es un factor en el actual diferendo, aunque hay otros que venían acumulándose”, como los votos de México contra Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y las periódicas críticas de La Habana, dijo a IPS el politólogo Daniel Gutiérrez, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ahumada, de 40 años y nacionalizado mexicano, huyó a Cuba en febrero, poco antes de la difusión de vídeos en los que aparecía entregando dinero a dirigentes mexicanos del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), y a colaboradores del alcalde de la capital, Andrés López Obrador, el político más popular del país, según encuestas.

La obtención y difusión de esas cintas -según López Obrador, parte de un plan para liquidar su posible candidatura a las elecciones presidenciales de 2006- involucran al ex presidente Carlos Salinas (1988-1994), del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), a políticos oficialistas, a empresarios y a allegados a la presidencia.

Según la cancillería cubana, Ahumada declaró a investigadores cubanos, luego de ser detenido a fines marzo, ”que la operación realizada con empleo de vídeos sobre corrupción, difundidos en México, fue calculada deliberadamente para alcanzar objetivos políticos y planificada con meses de antelación”.

Ahumada, quien fundó su poder económico en empresas constructoras, equipos de fútbol y un periódico, visitaba Cuba de manera frecuente en uno de sus aviones privados.

Los analistas y académicos Sergio Aguayo y José Antonio Crespo sostienen la hipótesis de que su presencia en Cuba fue utilizada por el gobierno de Castro para presionar a México, en busca de evitar su último voto contra La Habana en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, registrado en abril.

La cancillería cubana ha desmentido tal versión.

Según esa hipótesis, ante el fracaso de esa presión, Cuba optó por detener y deportar a Ahumada antes de recibir el pedido de extradición anunciado por México, habilitando así a la justicia del país norteamericano a ampliar los cargos contra el empresario.

Además, La Habana estaría aguardando el momento adecuado para difundir información clave que ha reunido sobre Ahumada, añade la hipótesis.

Esa información confirmaría la tesis de que las cintas televisadas en México son piezas de un complot preparado por el gobierno y la ”derecha” para golpear al alcalde López Obrador.

México conoce ese riesgo. Y por eso decidió llevar sus relaciones con Cuba a su mínima expresión y así desacreditar a ese país, indica la hipótesis.

Varios medios de prensa han señalado que semanas antes de que los vídeos llegaran a las pantallas de televisión, Ahumada se reunió con Salinas, acérrimo opositor de López Obrador, con políticos del gobernante y centroderechista Partido Acción Nacional y con agentes de inteligencia del gobierno.

Salinas, quien se auto-exilió en Cuba en 1995 y tiene allí propiedades y negocios, volvió la política en 2000, pero tras bastidores. El ex mandatario mantiene intensos contactos con políticos cubanos y de su país.

Además, no oculta su amistad con Castro, a quien defendió a capa y espada en foros internacionales cuando fue presidente.

Aunque se ignora el contenido de los encuentros de Ahumada, se sabe que también se reunió con uno de los hijos de Marta Sahagún, esposa del presidente Fox, y con empresarios de la cadena de televisión Televisa.

Según los vídeos, Ahumada entregó dinero a René Bejarano, ex colaborador de López Obrador, a cambio de presuntos favores para sus empresas de construcción en la alcaldía de la capital.

Además, el empresario mantenía una relación amorosa con Rosario Robles, ex presidenta del PRD.

López Obrador sostiene que Ahumada fue parte junto al gobierno de un plan para hundirlo, y con ese argumento ha colocado en segundo plano las acusaciones de corrupción.

En iguales términos presentó el caso de su ex jefe de finanzas, Gustavo Ponce, filmado mientras apostaba fuertes sumas en un casino de la ciudad estadounidense de Las Vegas. El ex funcionario está prófugo, acusado de fraude.

Para Lorenzo Meyer, investigador del Colegio de México, el gobierno de Fox tiene un claro interés en ”bajar los bonos” de López Obrador, quien continúa siendo el político con mejor imagen en las encuestas.

”Más allá de especulaciones, parece cierto que Cuba sabe algo de Ahumada y que, usando esa información y sus contactos con México, busca cobrar la factura a Fox por sus votos contra la isla en la ONU”, sostiene Gutiérrez

Este martes el canciller cubano Felipe Pérez Roque sostuvo que ”en el momento adecuado las mentiras recibirán respuesta. La falacia será aplastada por la fuerza de la verdad y los argumentos”, tras recibir al embajador Bolaños procedente de México.

Las palabras del jefe de la diplomacia cubana, quien añadió que ”la verdad es el arma más poderosa” del pueblo cubano y ”será usada”, fueron interpretadas en medios diplomáticos como anuncio de revelaciones que podrían empeorar el conflicto bilateral.

La cancillería cubana convocó a la prensa internacional a una conferencia de prensa para este miércoles.

A diferencia de sus antecesores, que se cuidaron de cuestionar el régimen político de Cuba y su política de derechos humanos, Fox, desde 2000 el primer presidente ajeno al PRI en siete décadas, criticó abiertamente al gobierno cubano.

México sostiene que son inaceptables algunas actitudes de La Habana, como el envío en abril de diplomáticos para ”inmiscuirse en asuntos internos” mexicanos.

El PRD reconoció haber mantenido reuniones con funcionarios del gobernante Partido Comunista cubano, pero no para tratar el caso Ahumada ni pactar su deportación, como indicaron versiones.

”Ahumada es parte de las disputas entre México y Cuba, pero aún falta saber hasta dónde exactamente jugará en el actual conflicto”, dijo el politólogo Gutiérrez. (FIN/2004)

Note:

http://ipsenespanol.net/interna.asp?idnews=28507

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy