Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

  • BoLiBia?

    17 ottobre 2011 - Marinella Correggia
  • La strada della discordia in Bolivia: sincere, meschine e grandi opposizioni

    La strada della discordia in Bolivia: sincere, meschine e grandi opposizioni

    Succede forse che ora le vittime della repressione si rivoltano contro il proprio progetto liberatore? O che qualcosa è cambiato nella direzione mentale di coloro che lo patrocinano? O succede forse che gli interessi in gioco pilotano l’informazione? La cosa interessante non è analizzare i fatti con atteggiamento manicheo, ma scindere il possibile errore dalla malafede.
    7 ottobre 2011 - Javier Tolcachier
  • Continua il dibattito in seguito alla repressione della polizia

    Tipnis boliviano: prosegue la marcia indigena

    Nominati i nuovi ministri agli Interni e alla Difesa
    4 ottobre 2011 - David Lifodi
  • La polizia attacca con violenza la marcia indigena in difesa del Parque Nacional Isiboro Sécure

    Bolivia: lo scempio

    Mobilitazioni in tutto il paese contro Evo Morales e il Mas
    27 settembre 2011 - David Lifodi

Peru- Bolivia: migliaia di contadini protestano contro le politiche neoliberiste dei rispettivi presidenti

5 maggio 2004
Fonte: Econoticias-Argenpress-Rebelión

Miles de campesinos se levantan en Perú y Bolivia contra las políticas neoliberales de sus presidentes

Varios miles de campesinos cocaleros de la selva central del Perú caminaron hacia el centro de la capital del país en la etapa final de una marcha de sacrificio iniciada hace 20 días para reclamar solución a sus problemas.

Los manifestantes continuaban pacíficamente, coreando en ocasiones consignas contra la política del presidente, Alejandro Toledo.

La manifestación es custodiada por unos tres mil miembros de las fuerzas antimotines, mientras agentes de la policía motorizada van abriendo paso al frente de esta.

Los campesinos demandan el empleo legal de la hoja de coca y una reducción concertada de los campos de cultivos, al condenar a las bandas de narcotraficantes que trafican con cocaína para enviar a las mafias de Estados Unidos.

Los agricultores se dirigirán inicialmente hacia una plaza frente al Palacio de Justicia y luego hacia la sede del Congreso, donde esperan ser recibidos.

Solicitan, además, reunirse con Toledo y el presidente del Consejo de Ministros, Carlos Ferrero.

La marcha partió alrededor de las 11:00 horas de ayer del mercado popular del distrito de Santa Anita, en los suburbios del este de Lima, donde pernoctaron y recibieron el respaldo de comerciantes y otros sectores de la población.

Por el momento, se desconoce si Toledo o Ferrero recibirán a representantes de los campesinos, aunque con anterioridad el segundo anunció que el encargado de conversar con estos es el ministro del Interior, Fernando Rospigliosi.

Los campesinos se niegan a dialogar con Rospigliosi, quien anteriormente los acusó de pretender convertir al país en un "narcoestado", afirmación que rechazan los agricultores.

Mientras tanto, en Bolivia, líderes y autoridades de todos los rincones del Altiplano iniciaron ayer en La Paz la segunda gran ofensiva contra el neoliberalismo, la petroleras extranjeras y el gobierno del neoliberal Carlos Mesa.

"Vamos a decidir la suerte de ese traidor que está en Palacio de gobierno", dijo el 'Mallku' Felipe Quispe, líder de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), que reunió hoy a casi cinco mil dirigentes sindicales y originarios con los que se apresta a iniciar el bloqueo nacional de caminos y la huelga general en común acuerdo con la Central Obrera Boliviana (COB).

"Están todos los Mallkus (jefes andinos), todos los Jilacatas y todos los ejecutivos de todas las comunidades, ayllus y sindicatos agrarios. Entre todos vamos a decidir qué vamos hacer con este traidor de Mesa", aseguró Quispe durante la concentración indígena en pleno centro de la ciudad, donde menudearon las críticas contra el gobierno neoliberal y su aliado Evo Morales, el diputado cocalero que es jefe del Movimiento al Socialismo (MAS) al que también calificaron, casi a coro, como "traidor".

En el ampliado campesino, los dirigentes acordaron volcar a todas sus comunidades hacia los caminos e iniciar las movilizaciones y los bloqueos en busca de una inmediata atención de sus demandas socioeconómicas, por la nacionalización del gas y le petróleo y por el fin del neoliberalismo y la libre importación.

"La movilización y el bloqueo de caminos le va a doler al gobierno", aseguró el dirigente de la Federación Campesina de La Paz, Rufo Calle, quien declinó identificar los puntos de los bloqueos "para evitar la represión que ya está encima de nosotros".

"La movilización y los bloqueos comenzarán a sentirse poco a poco, como lo hemos hecho en septiembre y octubre, cuando lo hemos bajado al sanguinario de Gonzalo Sánchez de Lozada", aseguró Quispe, cuyo liderazgo quedó fortalecido por la masiva participación de los dirigentes y autoridades originarias de base.

Quispe había sido duramente atacado y cuestionado por los dirigentes agrarios que siguen al MAS de Evo Morales, el que nuevamente manifestó, a través de los medios de comunicación, su oposición a las medidas definidas por los obreros, campesinos y clases medias empobrecidas agrupados en torno a la COB y a la CSUTCB.

"En esta coyuntura no se deben hacer movilizaciones radicales. En esta coyuntura cualquier movilización sólo sirve de pretexto para aquellos que quieren acabar con la democracia (...) Los sectores fascistas y la Embajada de Estados Unidos quieren acabar con la democracia. Las movilizaciones sólo sirven para dar argumentos para el golpe", dijo un desmoralizado Morales.

Varios de los partidarios del cocalero, que intentaban frenar las acciones de protesta de la COB, especialmente en el sector minero, fueron desairados por sus bases. Otros, incluidos en las federaciones fabriles intentaron detener la movilización en La Paz este primero de mayo, aunque con escaso éxito. La mayor parte de los activistas del MAS virtualmente desaparecieron en la concentración popular del sábado y su presencia fue repudiada en el ampliado campesino de La Paz. El líder cocalero no fue partícipe de ninguna de estas protestas.

Las críticas contra el MAS, contra Evo Morales y contra el gobierno neoliberal fueron intensas. "El 20 de octubre, ese traidor de Mesa ha jurado ante el Tata Inti (Dios Sol), ha jurado ante la Pachamama (Madre Tierra) que no iba a vender el gas. Pero, ¿qué ha hecho? Ha vendido el gas a Chile, por medio de la Argentina (...) El traidor de Mesa nos ha traicionado", dijo el Mallku de los Mallkus reunidos en La Paz.

"También nos ha mentido con el pliego (de peticiones). Nos ha dicho, ha jurado que en 90 días iba a resolver los problemas y nada. Ha seguido con las mismas políticas genocidas del carnicero Sánchez de Lozada (...) Sigue como lacayo de las transnacionales, sigue de peón de la Embajada norteamericana", agregó Quispe en el inicio de la segunda gran ofensiva contra el neoliberalismo, en el reinicio de la rebelión de los pobres.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy