Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Nicaragua: la lotta dei contadini senza terra

5000 contadini con le loro famiglie sono accampati sulla strada montagnosa tra SEbaco e Matagalpa intenzionati a no muoversi fino a quando non avranno vinto la loro lotta per la terra
9 maggio 2004 - Carlos Powell
Fonte: Adital

Campesinos sin tierra en Nicaragua dicen:
"No nos moveremos de aquí hasta que cumplan"

8.mayo/2004 - Matagalpa, Nicaragua - Carlos Powell* para Adital - Al día siguiente de la última visita del viceministro de Gobernación, Alfonso Sandino Camacho, a los plantones de campesinos sin tierra ni trabajo de Matagalpa, el 21 de abril pasado, (donde se firmaron nuevos documentos), equivocadamente tituló un periódico nacional: "Caso Las Tunas por arreglarse". Hoy, cinco mil campesinos, entre hombres, mujeres y niños, acampan todavía a ambos lados de la sinuosa y atormentada carretera montañosa que se extiende entre Sébaco y Matagalpa, exactamente en la desolada comarca conocida como Cruz del Cerro Largo, a 105 kms al norte de Managua. Paradoja sociológica interesante: Organizados por la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC), de conocida trayectoria sandinista, los campesinos están acampando en tierras prestadas por antiguos miembros de la Resistencia Nicaragüense, que las obtuvieron del gobierno en los años 90. "No estamos en política –dicen- estamos todos unidos por el hambre".

Es en este mismo sitio donde, a pocos metros de la enorme cruz que le da el nombre a la comarca, en la madrugada del 1º de Mayo pasado, una joven de 16 años dio a luz prematuramente a una niña que falleció pocas horas después por complicaciones pulmonares, según información de personal del Ministerio de Salud. Sin embargo, nosotros pudimos conversar con la madre de la joven (todavía presente en el plantón) y supimos que ella misma tuvo que hacer de partera en la noche del viernes: un machete sirvió para cortar el cordón umbilical. Y ese sábado el chofer de la ambulancia del hospital regional que debía asegurar la guardia permanente en el sitio, se había tomado asueto, por ser...1º de Mayo. Mil niños mueren diariamente en el mundo por "complicaciones" como ésta. En Matagalpa, esta criatura se sumó al cortejo de pequeños mártires prematuros que ya dieron su vida en este conflicto que el gobierno viene prolongando con promesas incumplidas desde hace más de tres años.[1]

"Ya se terminaron los tiempos de la reforma agraria en Nicaragua, las tierras ahora no se regalan", dijo el titular del Ministerio de Agricultura y Forestación, José Augusto Navarro, en recientes declaraciones, haciendo gala de la sensibilidad social y la neutralidad política que muestran los miembros del actual gobierno frente a este drama.

Los campesinos, por su parte, aseguran que no se moverán de donde están hasta que el gobierno entregue formalmente las 7 mil manzanas para 3 mil familias, como parte de las alternativas que reclaman desde marzo de 2001, cuando comenzó el conflicto, a raíz de la drástica caída (64% en sólo dos años) del precio del grano de café de exportación en los mercados internacionales –incidencia de la inesperada sobreproducción de Vietnam- que tuvo como consecuencia inmediata el desalojo de decenas de miles de trabajadores de las 44 mil fincas cafetaleras matagalpinas (zona de producción de café por excelencia en Nicaragua), de las que hasta ese momento habían dependido directamente alrededor de 400 mil trabajadores.

Este terremoto sacudió a muchas regiones cafetaleras del mundo, pues se trató de la caída más fuerte en las últimas tres décadas. En aquél momento, mostrando el nervio de la filosofía ultraliberal de la "autorregulación de los mercados", el gobierno nicaragüense se desentendió de la suerte de estos trabajadores, aduciendo que "hay que adaptarse a las reglas de la oferta y la demanda". Así, se olvidaron en pocos segundos, que fue el propio Estado quien, desde mediados del siglo XIX, orientó a los agricultores a lanzarse al sueño dorado del monocultivo cafetalero: los gobiernos de turno y un puñado de familias inversionistas locales sacaron su gigantesca tajada hasta hace poco, pero se agotó el filón y, súbitamente, hacen las de Pilatos.

Note:

Carlos Powell es corresponsal de Adital en Nicaragua (powama@ibw.com.ni)

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy