Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Cile: il regno della disuguaglianza

29 giugno 2004 - Patricia Bravo
Fonte: ATTAC

Chile: El reino de la desigualdad

Cada vez son menos los que creen el cuento de que un crecimiento de la
economía por sobre el 6%, es bueno para todos los chilenos. La vida ha
demostrado brutalmente que el crecimiento va por un lado y el desarrollo del
país, por otro. Mientras unos pocos ven crecer sus haberes en 100% o más,
muchos otros no tienen ningún haber que se pueda incrementar. Verdades de
este estilo se escucharon en el foro 'Construyendo igualdad: ¿Continuidad o
ruptura?'.

Esas verdades, por ser pan de cada día para la mayoría del país, están lejos
de ser revelaciones, pero no es común oírlas públicamente en boca de
dirigentes de la propia Concertación. Esa fue una de las novedades del foro
organizado en el Hotel Tupahue por una nueva corriente de opinión que surge
en el seno del Partido Socialista (PS), denominada precisamente Opción
Socialista (ver recuadro). Esta corriente -como lo plantearon en la
presentación del encuentro Alfonso Guerra y Rubén Andino, miembros del
comit?central del PS-, se plantea retomar los objetivos y valores
históricos que dieron vida a ese partido, en versión siglo XXI, y sumarse a
la búsqueda de alternativas al modelo económico neoliberal. Otra novedad es
que en vez de seguir mirando hacia la socialdemocracia, al centro e,
incluso, a la derecha política, propone un franco giro hacia la Izquierda.

La jornada reuni?distintas miradas para escudriñar a fondo las razones y
expresiones de la desigualdad que se ha profundizado en Chile bajo los
gobiernos de la Concertación. Se encarg?de ilustrar esta realidad con
cifras, evidencias, conclusiones y atisbos de propuestas el economista
Roberto Pizarro, ex ministro de Mideplan, quien tuvo a su cargo la
exposición central. Luego, plantearon sus visiones sobre las muy diversas
aristas de la desigualdad Luis Riveros, rector de la Universidad de Chile;
Raúl de la Puente, presidente de la Asociación Nacional de Empleados
Fiscales (Anef); Jorge Arrate, ex presidente del PS; Carlos Ruiz,
coordinador de La SurDA y Carlos Altamirano, ex secretario general del PS.
En el foro estuvo presente el secretario general del PS, Arturo Barrios, y
se excus?el presidente del partido, Gonzalo Martner.

El compromiso de Curanilahue

'Durante los gobiernos de la Concertación no se ha avanzado en absoluto
hacia una mayor igualdad', afirm?Roberto Pizarro, recordando, de paso, que
esa fue una de las promesas olvidadas de la campaña presidencial de Ricardo
Lagos. Incluso cit?palabras pronunciadas por 'el candidato Lagos' en
Curanilahue: 'Mejoraremos la distribución del ingreso fortaleciendo las
oportunidades de los que han quedado rezagados. Apoyaremos las Pymes, la
capacitación de los trabajadores, el desarrollo de las zonas atrasadas y el
mejoramiento del poder de negociación de los más débiles. El reto que
asumimos ahora es la lucha contra las desigualdades'.

El reto le qued?grande a la Concertación. Si bien Pizarro reconoci?que la
desigual distribución de los ingresos se arrastra por décadas, agreg?que
ésta se profundiz?a partir de 1974 con la implementación del modelo
neoliberal. 'Y entre 1990 y 2000 incluso empeor?, dijo. Las cifras son
claras: en 1990 los ingresos autónomos del decil más pobre correspondían a
1,4% y los del decil más rico, a 42,2%, y en el 2000 eran de 1,1% y 42,3%,
respectivamente. El expositor record? además, que Chile figura entre los
doce países del mundo con peor distribución de ingresos, según el Informe de
Desarrollo Humano del PNUD (2003) y el Banco Mundial, 'lo que contrasta con
ser un país de gran libertad económica y bajísimo riesgo país'. Coment?lo
preocupante de esta situación, sobre todo porque la igualdad est?
estrechamente ligada al ejercicio de derechos humanos y sociales
fundamentales, y a la libertad para elegir entre diversas opciones. 'Los
males sociales, como la delincuencia, la drogadicción y el narcotráfico,
tienen alta correlación con la diferencia de oportunidades en la vida entre
una persona que vive en La Dehesa y otra que vive en La Pintana', señal?

¿Cómo atacar el problema? Roberto Pizarro cuestion?la visión predominante
en la derecha, el centro y parte de la Izquierda, en el sentido que más y
mejor educación es la palanca para que las personas salgan del círculo de la
pobreza y superen por s?solas las inequidades. Demostr? con números, las
cada vez más abismales diferencias de recursos y resultados entre las
escuelas municipalizadas y las privadas. Por ejemplo, la prueba Simce 2003,
aplicada a los segundos años de enseñanza media, ratific?que se mantiene
intacta la brecha que separa a unos de otros: nada menos que 65 puntos de
diferencia en castellano y 87 puntos en matemáticas. Sólo cinco colegios
municipalizados se encuentran entre los 200 establecimientos con mejores
puntajes en la prueba de admisión universitaria (PSU). 'O sea, la calidad
educacional es mala, pero no para el 8,5% de los niños ricos que estudian en
los colegios privados. ¿Y cuál es la gran diferencia? En esos colegios el
gasto por alumno es de 2.772 dólares al año, mientras el gasto público es
apenas de 600 dólares anuales por estudiante. Es decir, cinco veces menor.
Por lo tanto, los mejores profesores, la mejor infraestructura y los mejores
materiales están en los colegios privados', concluy?

También se refiri?a la forma en que se expresan las desigualdades en todas
las esferas de la sociedad (ver recuadro): salud, previsión, cultura, medios
de comunicación -comenzando por la TV-, y a la situación debilitada del
movimiento sindical y su desmedrada capacidad de negociación. Al mismo
tiempo, mencion?otros factores de desigualdad que deberían ser revisados,
como la institucionalidad económica y social, que puso fin a la aspiración
de igualdad -vía sistemas solidarios- en salud, educación y previsión al
cambiar las políticas sociales universales por políticas focalizadas. A eso
se agrega la apertura indiscriminada de la economía, que se ha traducido en
una enorme concentración de la riqueza, por un lado, y en el descalabro de
la micro, pequeña y mediana empresa, por otro. Este proceso, favorecido por
la falta de regulaciones, también incide en lo político debido a los muchos
lazos que se tejen entre el sector empresarial y funcionarios del Estado.

En su opinión, la única manera de equilibrar realmente la balanza es
traspasar recursos de los más ricos a los más pobres, mediante una reforma
tributaria progresiva que permita al Estado recibir mayores aportes de las
empresas. Y, además, volver a la universalidad en las políticas públicas;
fortalecer los sindicatos y otras organizaciones del mundo social, incluso
entregando aportes del Estado con ese propósito; apoyar a las Pymes a través
del Banco 'del' Estado (es decir, retomando su antiguo nombre y función,
etc). 'La profunda desigualdad no resiste más en Chile', concluy?Pizarro.

Tema político

Los comentarios fueron diversos, pero no contradictorios. El rector de la
Universidad de Chile, Luis Riveros, se refiri?al contrasentido del modelo
económico chileno que presenta buenos niveles de crecimiento, pero fracasa
en disminuir la brecha social. Precis?que la desigualdad actúa como un
techo para el crecimiento. Mencion? junto a las grandes inequidades
salariales, la desigualdad entre las regiones y entre hombres y mujeres. Y
recalc?que 'este no es un tema económico, es político'.

Raúl de la Puente se plante?por el cambio del modelo neoliberal, que ha
acentuado la desigualdad a nivel mundial. Afirm?que la educación perpetúa
la mala distribución del ingreso, y responsabiliz?a la legislación laboral
de haber debilitado y destruido la capacidad de negociación del movimiento
sindical. Señal?que el camino para un nuevo sindicalismo y un nuevo
movimiento social es cuestionar y actuar contra los centros de poder. 'Hay
que ir más all?de las reivindicaciones corporativas para pronunciarse sobre
los grandes problemas nacionales y del mundo', dijo. En ese sentido, rescat?
los últimos planteamientos de la CUT, Anef y del Foro Social Mundial.

Para Jorge Arrate, 'la inequidad es un tema económico-social, político y
cultural que requiere un conjunto masivo de medidas', lo cual demanda un
esfuerzo colectivo. En ese sentido, propuso formar 'un gran pacto nacional
por la igualdad' que vaya más all?de los partidos.

'¿Para quién ha gobernado la Concertación durante todos estos años, a la luz
de los registros mencionados aqu? que tienen que ver con la distribución
del ingreso y los niveles de equidad? ¿Cuál es el sentido de proyectar la
Concertación tal cual la conocemos hoy?', pregunt?Carlos Ruiz, de La SurDA,
luego de analizar las transformaciones gestadas por la dictadura y
profundizadas por la coalición gobiernista. 'La Concertación fracas?en
devolverle a esta sociedad la humanidad perdida en las últimas décadas, a
partir de la experiencia autoritaria', afirm? Y añadi?que el desafío
inmediato es la constitución de una nueva fuerza social y política, para
volver a pensar en otro modelo de sociedad. Se precisa un esfuerzo de
articulación en una alianza amplia, no sólo contra el neoliberalismo, sino
también contra el ordenamiento político actual, en particular el
binominalismo. 'De lo contrario, poco vamos a avanzar más all?de la crítica
en la tarea de la equidad, la democracia y otras cruzadas que tenemos por
delante', sostuvo.

Carlos Altamirano destac?el enorme desarrollo que ha tenido la derecha en
todo el mundo -a nivel de partidos, instituciones, Iglesia Católica, etc.-;
el atraso cultural de Chile que se refleja, especialmente, en el
conservadurismo con que se abordan temas como la eutanasia, el aborto y la
anticoncepción, y la desigualdad constitucional mediante la cual 'los
militares eligen cuatro senadores, la misma cantidad que eligen en Santiago
cinco millones de ciudadanos'. También insisti?en la necesidad de crear
fuerza política con capacidad para hacer la 'gran reforma intelectual y
moral de este país. Mientras no exista fuerza política, toda apelación a
darle más cabida a las Pymes, etc., no tendr?mayor asidero -dijo-. El
gobierno de la Concertación asumi?íntegramente el proyecto neoliberal; dudo
que exista un país que aplique una política neoliberal más extrema que Chile
(...) Por eso, lo fundamental es crear esa fuerza política, incluso de orden
testimonial, aunque no se alcance el poder (...), una fuerza que pueda ir
abriendo en el país una perspectiva distinta a los chilenos'. Y agreg?
'Como Concertación, somos retaguardia de la historia'. También critic?a
quienes eran de Izquierda y hoy aceptan totalmente el modelo neoliberal. En
su opinión, 'la real vanguardia del pensamiento político no est?en los
partidos, sino en los grandes movimientos sociales mundiales, feministas,
ecologistas, de derechos humanos...' a partir de los cuales se puede ir
configurando una nueva perspectiva histórica...

Y as? Todo parti?con la desigualdad que consume al país, y que no tiene
nada de casual. Queda claro que tampoco se llegar?a la igualdad por mera
casualidad.

Desafío al orden neoliberal

Los convocantes al foro 'Construyendo igualdad: ¿Continuidad o ruptura?' son
los once integrantes del comit?central del PS que lideraban las corrientes
identificadas, en la pasada elección de ese partido, como Movimiento de
Identidad Socialista, Recuperación y Renovación Socialista y Con Allende en
la Memoria. Hoy están agrupados en Opción Socialista. Ellos son Sergio
Aguil? Francisco Fernández, Roberto Iribarra, Fernando Morales, Ernesto
Pérez, Roberto Pizarro, Alfonso Guerra, Rubén Andino, Sergio Retamal,
Patricia Troncoso, Juan Ulloa y Hernán Vodanovic.

Según señalan en el documento Un partido para desafiar el orden neoliberal,
se plantean 'un nuevo estilo para hacer política, privilegiando los
objetivos de bien público por sobre los intereses personales o corporativos
en la búsqueda y la administración del poder'. Están por la vuelta al mundo
social, por iniciar un proceso de articulación hacia la Izquierda, por
continuar desarrollando instancias abiertas de debate 'para conformar una
nueva masa crítica pensante que permita avanzar hacia nuevos modelos de
desarrollo' y 'colocar los valores del socialismo en tiempo presente y
tiempo futuro', como señal?Alfonso Guerra durante el foro. Ante el dilema
de continuar por el mismo camino seguido hasta ahora por la Concertación, o
la ruptura, ellos optan por lo segundo.

Sostienen que 'es inevitable reemplazar el orden de impronta neoliberal
vigente, por un Estado social de derecho profundamente democrático y
pluricultural, al que le sea consustancial la instalación de un proyecto de
desarrollo vinculado a una mayor igualdad, justicia social, participación y
diversidad'.

Con ese propósito, enfatizan la necesidad de avanzar en la elaboración de un
programa político electoral que se proponga fortalecer el rol del Estado: en
la economía y en una política de apoyo a las Pymes; en políticas de
redistribución del ingreso; en replantear el papel del Estado en educación y
salud, para volver a poner como ejes centrales los sistemas públicos; en
desarrollar una política de generación de empleo y fortalecer los derechos
laborales y sindicales; en una reforma judicial profunda e integral; en la
reforma constitucional centrada en los derechos humanos y en el reemplazo
del sistema binominal, etc.

En el plano de las alianzas sociales y políticas, proponen la construcción
de 'una amplia mayoría por los cambios'. Sin nombrar a la actual ministra de
Defensa, Michelle Bachelet, esos dirigentes del PS señalan que 'nuestra
candidata' debería ser la alternativa presidencial del nuevo acuerdo
político. Este contempla a 'sectores progresistas de la Concertación, el
resto de la Izquierda, ambientalistas y organizaciones sociales y
ciudadanas'

Inequidades por mil

Concentración patrimonial (favorecida por la escasa regulación y la
debilidad de las políticas hacia las Pymes):
- Entre las mayores fortunas del mundo (Revista Forbes) aparece Chile con
tres representantes: Andrónico Luksic (subi?del N?256, en 2002, al N?140,
en 2003), Eliodoro Matte (N?176) y Anacleto Angelini (N?205).
- Sólo 16 grupos económicos explican el 80% del PIB.

Mas concentraciones...

- Cuatro bancos dominan el sector financiero: Colocaciones Banco Chile
(18%), Santander (24%), Crédito e Inversiones (11%) e Hipotecario (7%).
- Siete AFP (de 20, en 1993) manejan los 45.000 millones de dólares que
capta el sistema privado de previsión.
- Tres grandes tiendas (Almacenes París, Falabella y Ripley) dominan el
mercado.

Y mas desigualdad...

- Las Pymes representan el 80% del empleo, pero no hay políticas que las
sustenten realmente.
- La participación de las ventas de las micro, pequeñas y medianas empresas
disminuy?de 27%, en 1994, a 22%, en 2001.
- La banca les cobra altas tasas de interés, y no se benefician ni con la
baja de las tasas del Banco Central ni con el 'bajo riesgo país'.
- Las tres grandes tiendas, junto con los supermercados, ahogan a las Pymes
proveedoras mediante cobro de publicidad, traspaso de riesgos y costos...
Reproducen la desigualdad cobrando varias veces más a la gente de menos
recursos mediante tarjetas de crédito con altos intereses (65% en promedio).
As? Falabella se convirti?en banco. Y Sernac reclama infructuosamente...

Salud para ricos y para pobres

- La mortalidad infantil en Puerto Saavedra es 14 veces más alta que en
Vitacura. Y en la comuna de Independencia, es 7 veces más alta que en
Vitacura.

- Las expectativas de vida son entre 10 y 20 años menores en las comunas
pobres, en relación con las ricas.

- Dos tercios de las horas médicas se invierten en el sistema privado, que
da cobertura a menos de un tercio de la población.

- Fonasa tiene varias veces menos recursos que las isapres y da cobertura al
80% de la población.

- Los gastos de administración en el sector privado son varias veces más
altos que en el sistema público. Y no cubren a los pobres, a los ancianos ni
a las personas con enfermedades catastróficas. Para peor, a las mujeres les
ponen trabas escandalosas ('planes sin útero').

(PUNTO FINAL) (Fecha publicación:22/06/2004)

redaccion@argenpress.info
info@argenpress.info

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy