Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Argentina: sequestri, un flagello crescente

Chi viene colpito dal sequestro dei propri cari, non ha mai pensato, come molti di noi, che , accentando di vivere in una societa' cosi' ingiusta, le consequenze possono essere queste ed anche peggiori
2 settembre 2004 - Susana Merino (Miembro de ATTAC-Argentina y editora de este Informativo)

Argentina: Los secuestros, un flagelo creciente.

"Porque al agresor al no posibilitarle educación y trabajo como sociedad lo hemos ido acompañando a la vida del vicio, del robo y del crimen. Somos nosotros mismos, los que nos quejamos de la falta de seguridad, los que provocamos esta especie de autodestrucción al fomentar un sistema social injusto"

Monseñor Jorge Casaretto - San Isidro, 02/03/98

Quienes se ven golpeados por el drama de sufrir el secuestro de sus seres más queridos nunca pensaron, como muchos de nosotros, que aceptando vivir en una sociedad tan injusta, las consecuencias podrían llegar a ser estas y aún peores. Ningún presidente tiene ahora la varita mágica para evitar estos problemas. Es necesario que la sociedad toda tome conciencia y comience a contribuir a cambiar las condiciones de vida que hasta ahora garantizaron bienestar para unos pocos y angustia e INSEGURIDAD para los más. Porque no tener trabajo, no tener ingresos para mantener una familia y ver que los hijos mueren de desnutrición también es INSEGURIDAD.

De eso nadie se acuerda y solo cuando los que más tienen la sienten en carne propia se hacen sentir con sus quejas y lamentaciones mientras tanto no toleran los reclamos de los piqueteros, que no recurren al delito ni al crimen para resolver sus problemas de subsistencia.

Estas situaciones no son consecuencia, como sostiene un conocido periodista, de "la política de minimizar o tomar en solfa los delitos menores o las contravenciones da pie" la que conduce "a que éstos se conviertan en palabras mayores."

Contrariamente creo que ha sido y sigue siendo la política de minimizar los delitos mayores la que nos ha conducido a este desquicio social y económico, inimaginable en un país extenso, extraordinariamente bien dotado y con escasa población. Baste enumerar unos pocos para respaldar mi aseveración: la enajenación de nuestro patrimonio a precio vil y en beneficio de unos pocos (llámense empresas de servicios y extractivas o tierras usurpadas a nuestras poblaciones autóctonas, tanto en el norte como en el sur) excesiva concentración de una riqueza malhabida, imposible de justificar ante poblaciones miserables, restricciones presupuestarias en educación, salud, vivienda impuestas por el consabido "ajuste estructural" como garantía de pago de una deuda en su mayor parte espuria (recuerdese la sentencia del juez Ballesteros) sumisamente aceptado por nuestros gobernantes sin el debido y constitucional debate por parte de nuestro Congreso y tantos otros delitos cometidos por una clase gob
ernante que desconoce la palabra Patria y que ha enajenado nuestro presente y el futuro de nuestra juventud.

Siempre me pregunto y pregunto qué podemos esperar de esos grupos de muchachos (sin colegio, sin trabajo) que no tienen otra alternativa que reunirse en las esquinas a compartir alguna cerveza o algún "porro" y convertirse en caldo de cultivo para los verdaderos y avezados delincuentes comunes para los que sin duda son presa fácil de conquistar y de arriar para sus propios "negocios". "Extrema se tangunt" dice el adagio latino y nunca más cierto para esta nuestra golpeada sociedad que queda atrapada en el medio. Es hora de que tomemos conciencia de ello y nos preguntemos; ¿estamos haciendo lo suficiente para cambiar las condiciones que generan estos dolorosos y seguramente reversibles desajustes sociales?

*

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy