Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Messico : alcune domande a Marcos

Alcune osservazioni al lungo documento prodotto dal subcomandante zapatista
6 settembre 2004 - Guillermo Almeyra
Fonte: La Jornada

Algunas preguntas a Marcos
Reitero que, después de haber visto y escuchado el Informe presidencial, resulta muy refrescante tener, en contraposición a aquél, un informe sobre la marcha de la autonomía en las regiones zapatistas, es decir, de lo nuevo que está naciendo, a pesar de que hubiera sido sano que el mismo lo hicieran directamente las Juntas de Buen Gobierno (JBG), y de todas las lagunas que presenta ese informe de Marcos. Por lo tanto, a partir de la base de que todo el país debe discutir cómo procede la autorganización y la experiencia autonómica en los municipios libres chiapanecos, porque esa es una de las bases para la construcción de una alternativa social, formulo algunas preguntas y observaciones.

En primer lugar, en el informe de Marcos ni se mencionan los movimientos sociales que sacuden al régimen ni los problemas fundamentales del país. Da la impresión de que todo se resolviera con el tiempo mediante el avance de la autonomía en una pequeña zona de Chiapas y hubiera que encerrarse allí para ir avanzando con paciencia y tenacidad. ¿Cuál es la opinión zapatista sobre el salto cualitativo que acaba de dar la lucha obrera, campesina y popular, con la manifestación del 31 de agosto y el masivo paro sui generis del primero de septiembre? ¿Sobre cuál base podría el EZLN establecer alianzas nacionales y con cuáles fuerzas y puntos básicos, nacionales y sociales? ¿No son también campesinos los indígenas zapatistas y no tienen interés en sumar su lucha a la de los demás campesinos? ¿Sigue en pie la idea solipsista y sectaria de lo que yo no dirijo, no existe o es espurio, que caracterizó a la posición ante la movilización de El campo no aguanta más?

En segundo lugar, en el "video para ser leído" no se habla de cómo se resuelve el problema de la tierra, que es vital, de quién elige a los integrantes de las JBG y de cómo se les propone y se les da mandato, aunque es evidente que existe una democracia directa fuerte, pero en ésta también pesan fuerzas y aparatos, como el militar, y es importante comprender el mecanismo exacto del funcionamiento de las JBG que, hay que recordarlo, nacieron de una iniciativa del EZLN y están vigiladas por éste. Es absolutamente comprensible que un organismo débil utilice una muleta, pero hay que ver cuál es el proceso que permitirá prescindir de ella.

Tampoco se habla del efecto organizativo, cultural, en la formación de cuadros, de la migración masiva que se da, además, después de buenas cosechas y se explica, como en todas partes del mundo, no sólo por la miseria sino por la voluntad de fuga hacia lo que podría ser mejor. ¿Qué pasa con la juventud campesina chiapaneca y con las mismas bases del EZLN? ¿Cómo contrarrestar ese proceso haciendo que la utopía esté en Chiapas y en el país y no detrás de otras fronteras?

Después está la caracterización -a mi juicio ambigua y peligrosa- del papel de las JBG. Dice Marcos que "nacieron para mediar entre las autoridades y los ciudadanos, y entre autoridades con distintos ámbitos y jerarquías". ¿Entonces no serían órganos de gobierno autónomo sino apéndices del aparato estatal para reducir y domesticar los conflictos sociales? Agrega que los municipios autónomos mantienen "comunicación respetuosa" con el gobierno del estado y que "se intercambian recomendaciones y se busca resolver los problemas mediante el diálogo", y sigue diciendo que las JBG "reconocen existencia y jurisdicción al gobierno del estado y a los municipios oficiales". La existencia es un hecho que no puede ser ignorado, ¿pero la jurisdicción? ¿Implica esto acatamiento de las resoluciones del Estado, sometimiento a éste? Continúa Marcos: "Las leyes que rigen en los municipios autónomos rebeldes zapatistas no sólo no contradicen las elementales de justicia que rigen en el sistema jurídico estatal y federal, sino que en muchos casos las completan". Esta coexistencia pacífica, para usar el vocabulario de la ex Unión Soviética, ¿no ignora acaso que las tierras fueron tomadas porque se subordinó el derecho de propiedad capitalista al superior derecho social y comunitario del derecho a la supervivencia y que las zonas zapatistas subordinan el derecho al libre tránsito al legítimo derecho a la defensa de las comunidades amenazadas y de sus conquistas, y así sucesivamente? Una cosa es la necesidad de mantener algunas relaciones entre ambas partes durante el enfrentamiento latente (por ejemplo, recibir ayuda médica o enviar enfermos graves a los hospitales del gobierno estatal o federal) y otra teorizar sobrer la complementariedad entre el Estado que está construyéndose abajo, sin y contra el aparato central estatal, y éste.

Por último, en los interesantísimos informes sobre el funcionamiento de las JBG que nos brinda Marcos no figura ni una discusión colectiva sobre los derechos de las mujeres, sobre la situación nacional, sobre la misma autonomía. ¿Qué se dice en las escuelas, qué se escucha en la radio, cuáles son los centros culturales sin los cuales no puede haber autonomía, formación en la democracia, ciudadanía? ¿Cuáles son, además, las reacciones de las comunidades ante los excesos de poder o la extralimitación en sus funciones de las comisiones de vigilancia del EZLN? Quienes siempre apoyaron y apoyan al zapatismo tienen derecho a conocer más y mejor cómo se construye la autonomía.

Note:

galmeyra@jornada.com.mx

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy