Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Venezuela: Chavez e le opposizioni si apprestano alla nuova battaglia elettorale

Ancora con gli strascichi del referendum sulla presidenza Chavez, il paese si appresta ad una nuova prova con le elezioni regionali del 31 ottobre, nelle quali l'opposizione mette a rischio i governi nelle loro mani, che appartengono agli stati piu' ricchi e piu' popolosi del paese
9 settembre 2004 - Humberto Márquez
Fonte: IPS

VENEZUELA:
Chávez y opositores a batalla territorial

CARACAS, sep (IPS) - Todavía con la resaca del referendo sobre la presidencia de Hugo Chávez, Venezuela encara una nueva prueba con las elecciones regionales del 31 de octubre, en las que la oposición arriesga gobernaciones ahora en sus manos, que corresponden a los estados más ricos y poblados del país.

"Vamos a sacar a todos los gobernadores de derecha para colocar a chavistas", proclamó en un mítin en Punto Fijo (noroeste) el vicepresidente José Vicente Rangel, veterano operador político de izquierda. "Vamos a ganar las alcaldías para acabar con los reductos de conspiración y de golpismo", agregó.

En los comicios de octubre se elegirán gobernadores en 22 de los 23 estados del país --excepto en Amazonas, en el poco poblado extremo sur-- y los alcaldes de 335 municipios, incluida la alcaldía mayor de Caracas, una entidad a caballo entre el Distrito Capital (que comprende dos tercios de la urbe) y el vecino estado de Miranda.

También se elegirán consejos legislativos regionales. Para un total de 609 cargos en juego se han presentado 8.097 candidatos. En numerosas plazas oficialistas y opositores acuden con varios aspirantes, lo que amenaza con dispersar sus respaldos.

El 15 de agosto, en el referendo sobre la continuidad de su mandato, Chávez ganó con 5,8 millones de votos, 59 por ciento, contra cuatro millones de sufragios, 41 por ciento, conseguidos por sus opositores. Al día siguiente el mandatario llamó a sus seguidores a la "nueva batalla" para traducir ese logro en victoria en las regionales.

Los oficialistas exudan optimismo y deseaban que las elecciones se celebraran el 26 de septiembre, como se previó inicialmente. Pero el Consejo Nacional Electoral --pese a las críticas opositoras de parcialidad con el gobierno-- postergó la consulta.

Aunque Chávez ganó el referendo en 23 de los 24 distritos electorales, políticos y analistas coinciden en que ese logro es un envión para la nueva consulta, pero no debe suponerse una traslación mecánica hacia los candidatos locales del oficialismo.

"No es lo mismo con bandola que con bandolina", advirtió el dirigente izquierdista Guillermo García Ponce.

"El 15 de agosto al pueblo lo convocó la urgencia, pero ahora pesarán factores regionales y locales, como el liderazgo del candidato y la evaluación de la gestión de gobernadores y alcaldes que aspiren a la reelección", apuntó.

En Venezuela "cada región y municipio tiene sus particularidades políticas, y electores y elegidos atienden a factores distintos a las claves que llegan desde el poder central. Se puede hablar de pequeños sistemas políticos", observó a IPS Luis Salamanca, director del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central.

"La estructura motivacional para el voto en las regiones es distinta, pues atiende a las ofertas concretas y a la percepción de la capacidad gerencial y sensibilidad social de cada candidato", comentó a IPS Oscar Schémel, director de la encuestadora Hinterlaces, que desde junio advirtió un probable triunfo de Chávez en el referendo.

Si los oficialistas quieren una carrera de velocidad, con Chávez como "portaaviones" para sus candidatos, la oposición desgrana lentamente su participación en el torneo, pues aún dedica ingentes esfuerzos a buscar y ventilar evidencias de un fraude en el referendo, pese a la contundente legitimación del proceso por parte de observadores internacionales.

Sin embargo, los partidos tradicionales, como el socialdemócrata Acción Democrática y el socialcristiano Copei, ya anunciaron que acudirán a las elecciones regionales, aunque reclaman cambios en el Consejo Electoral para sentir más confianza.

"Tenemos que participar porque no podemos perder por forfeit (abandono) y se tiene una deuda con un contingente enorme de votantes que desea acudir y no puede ser defraudado", dijo Henry Ramos, secretario general de los socialdemócratas.

Ramos confirmó que la coalición opositora Coordinadora Democrática, reunión de medio centenar de partidos y grupos civiles que auparon el referendo contra Chávez, buscará candidaturas unitarias de oposición en cada circunscripción antes de octubre.

Ninguno de los nueve gobernadores y más de 200 alcaldes militantes de distintas fuerzas opositoras ha anunciado su retiro de la justa de octubre a pesar de que acusan al poder electoral de conducta fraudulenta en el referendo de agosto.

Además, gobernadores como Enrique Mendoza, de Miranda, y Manuel Rosales, de Zulia (en el occidente del país), mantienen anuncios de televisión y prensa para promocionarse.

Sin embargo, grupos centristas como Alianza Bravo Pueblo y Un Solo Pueblo, y líderes de opinión como el socialcristiano independiente Oswaldo Alvarez Paz, han llamado a "una abstención activa, porque no hay condiciones para participar".

El analista político Teodoro Petkoff, director del diario Tal Cual y opositor a Chávez, criticó que "mientras el tema del fraude sea la única política de la Coordinadora, el votante de a pie se desconcierta y se puede producir una abstención muy grande".

En la acera oficialista, Eduardo Semtei estimó que la oposición "mantiene en alto la denuncia de fraude en el referendo para motivar a que su electorado vaya a las regionales a mostrar que cuentan con más sufragios que los partidarios del gobierno".

Petkoff también advirtió que "las próximas elecciones regionales y municipales son un escenario decisivo en la lucha por impedir la consagración de un poder absoluto, carente de contrapesos institucionales".

Rangel sostuvo en Punto Fijo que "hasta ahora sólo hemos conquistado el gobierno, tenemos que conquistar el poder, para democratizarlo. Es necesario el poder para la revolución, y eso lo vamos a hacer limpiamente, con la Constitución en la mano".

Salamanca recoge la tesis según la cual el oficialismo es mayoría en los cinco poderes nacionales que implantó la Constitución de 1999, Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Ciudadano, instituciones de contralor.

"Y en la búsqueda del poder total procura ahora el poder territorial. Sin controlar las entidades (estados) más pobladas, el chavismo es minoría desde el punto de vista poblacional".

La oposición dirige siete de los diez estados más poblados y ricos, comenzando por el de Zulia, gran productor de petróleo, petroquímica, carbón, carne, lácteos y banano. Su gobernador, Rosales, es un disidente socialdemócrata que ha encabezado los sondeos de opinión en su búsqueda de la reelección.

Anzoátegui y Monagas, dos estados petroleros en el oriente del país, son gobernados por opositores, así como Bolívar, en el sureste, emporio industrial del hierro, acero, aluminio e hidroelectricidad, y cuyo titular, Antonio Rojas, fue elegido como compañero de ruta de Chávez pero rompió con el oficialismo hace más de un año.

En el centro-norte, los estados de Carabobo y Miranda, asiento de manufacturas y vitales nudos de carreteras, puertos y vías férreas, son bastiones de Henrique Salas y Enrique Mendoza, ex líderes socialcristianos que durante meses recibieron proyección como aspirantes a medirse con Chávez por la presidencia.

Completa el cuadro Alfredo Peña, un veterano periodista que fue elegido alcalde mayor de Caracas como seguidor de Chávez en diciembre de 2000, pero al año siguiente rompió con el presidente, y el gobierno lo acusa de colocar los 8.000 agentes de la Policía Metropolitana al servicio de las causas opositoras.

En términos gruesos, están en manos de la oposición las entidades que producen dos de cada tres dólares de los 110.000 millones anuales en que se cifra el producto interno bruto venezolano.

"Quien tiene una gobernación o una alcaldía tiene en la mano una caja chica y una parcela de poder que es lo que se va a defender en octubre", comentó a IPS un diputado socialdemócrata que requirió el anonimato.

Por contraste, la mayoría de los estados y alcaldías que gobiernan los chavistas son los menos poblados, agrícolas, con mayor carga de pobreza rural y con menos peso en la política nacional.

Las excepciones son Aragua, asiento de industrias en el centro-norte y que dirige el socialista Didalco Bolívar, el estado de Lara, en el centro-oeste, y el municipio Libertador, donde viven dos de los tres millones de caraqueños.

Estas últimas circunscripciones las dirigen compañeros de ruta de Chávez desde que el ahora presidente dirigió, como teniente-coronel de paracaidistas, un cruento y fallido alzamiento militar en febrero de 1992. (FIN/2004)

Note:

http://ipsenespanol.net/interna.asp?idnews=31315

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy