Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Brasile: le elezioni hanno aumentato i problemi di Lula, sia a destra che a sinistra

Il partito di opposizione PSDB ha trionfato a San Paolo, mentre si registra una grande avanzata dei piccoli partiti di centro sinistra
3 novembre 2004 - Mario Osava
Fonte: IPS

BRASIL:
Más problemas para Lula, a diestra y siniestra

RIO DE JANEIRO, 1 nov (IPS) - El opositor Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) triunfó en las elecciones municipales del domingo, sobre todo por conquistar la alcaldía de Sao Paulo. A esto se suma el gran avance de los pequeños partidos de centroizquierda como nuevos problemas políticos para el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

El presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), José Genoino, reconoció como ”derrotas significativas, pesadas”, las de las meridionales ciudades de Sao Paulo y Porto Alegre. Pero el PT, el más votado en la primera vuelta del 3 de octubre, tuvo otras pérdidas en las 44 grandes ciudades que tuvieron balotaje.

Además de Sao Paulo, el PT perdió las elecciones en dos importantes capitales estaduales, Cuiabá y Curitiba, en disputa directa con el PSDB. Los petistas también dejarán de gobernar ciudades ricas y pobladas del interior, especialmente en el estado de Sao Paulo, como Santos, el mayor puerto del país, y la industrial y universitaria Campinas.

En cambio el PT ganó sorpresivamente en Fortaleza, capital del nororiental estado de Ceará. Pero lo hizo con una candidata disidente, Luizianne Lins, que en la primera vuelta enfrentó el rechazo de la dirección partidaria que apoyaba a otro postulante de la coalición en el poder, Inacio Arruda, del Partido Comunista de Brasil.

Tanto el triunfo personal de Lins, en una ciudad con más de dos millones de habitantes, como algunas derrotas de otros de sus candidatos fortalecen las corrientes del PT que critican la política económica conservadora del gobierno de Lula.

Raul Pont, el candidato en Porto Alegre, atribuyó gran parte de la culpa a medidas antipopulares del gobierno federal, como la reforma del sistema de previsión social que dificulta las jubilaciones y el escaso aumento del salario mínimo.

Porto Alegre tiene un valor simbólico singular para el PT, que la gobierna hace 16 años. Es la cuna de varias experiencias exitosas que le dieron al partido la fuerza de quien ejecuta programas en la práctica. De allí salieron cuatro ministros petistas del gobierno de Lula.

Porto Alegre sólo es superada por el estado de Sao Paulo, fuente de mayor cantidad de dirigentes y más poderosos dentro del partido.

Además, el PT pierde alcaldias importantes en todo el sur, la región más rica del país, aunque obtiene nueve de las 26 alcaldias de capitales, la mayoría en el noreste y norte del país. El PSDB gobernará cinco capitales en los próximos cuatro años.

En Sao Paulo ganó, con 3,3 millones de votos o 54,86 por ciento del total válido, José Serra, de 62 años, quien fue el principal adversario de Lula en las elecciones presidenciales de 2002.

En la mayor metrópoli brasileña, con 10,5 millones de habitantes y 7,7 millones de electores, se enfrentaron las dos mayores fuerzas políticas nacionales, el PSDB y el PT, en una batalla que se consideró preludio de las presidenciales de 2006.

Pero ”no es tanto así, las elecciones municipales se agotan en su momento”, e influyen poco en las disputas nacionales, evaluó para IPS el politólogo Jairo Nicolau, profesor del Instituto Universitario de Investigaciones de Río de Janeiro (IUPERJ).

Pero de hecho el gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, principal respaldo de Serra, fortaleció su liderazgo dentro del PSDB y aparece como el probable candidato socialdemócrata a la Presidencia de Brasil en 2006, admitió el analista.

El PSDB confirma su liderazgo como fuerza opositora, al obtener los mejores resultados de esta segunda vuelta y un virtual candidato a la sucesión de Lula, quien intentará la reelección, acotó. Pero es precipitado sacar conclusiones de elecciones en las que predominan los temas y alianzas locales, a veces contrariando las orientaciones nacionales de los partidos, matizó.

El pragmatismo dominó estas elecciones municipales, reforzando una tendencia nacional desde la década del 80. La candidata derrotada en Sao Paulo, Marta Suplicy, aceptó y buscó el apoyo del viejo enemigo del PT, el ultraderechista Paulo Maluf, ex alcalde y ex gobernador del estado paulista.

Pero de todos modos las elecciones municipales sellaron una opción de la gran mayoría de la población brasileña por partidos identificados como de centro-izquierda, como se pueden definir hoy el PT y el PSDB. La pelea entre los dos es más política, generada por confrontaciones electorales, que ideológica, coinciden los analistas.

Desde 1994 los dos partidos se enfrentaron en elecciones presidenciales y en varios de los más importantes estados y municipios, produciendo una rivalidad entre fuerzas que nacieron del mismo proceso, la redemocratización brasileña tras la dictadura militar de 1964 a 1985. El PT, de origen sindical, nació izquierdista, pero moderó gradualmente sus posiciones.

Sin embargo la aparente polarización entre los dos partidos más fuertes oculta otro fenómeno de estas elecciones municipales: el gran crecimiento de los pequeños partidos que se hicieron ”satélites” del PT en la última década.

El Partido Popular Socialista (PPS), nacido del antiguo Partido Comunista, fue el verdugo del PT en Porto Alegre, colocando en la alcaldía a José Fogaça. Además, conquistó Boa Vista, capital del norteño estado de Roraima, y varias alcaldías de grandes ciudades.

El Partido Democrático Laborista, que rompió con Lula el año pasado, triunfó en tres capitales, tal como el Partido Socialista Brasileño, que permanece en la coalición encabezada por el PT.

El fortalecimiento de esas colectividades, aunque con pragmatismo y dosis más reducidas de definición ideológica, los hace menos ”dóciles” al poder central del PT, y permite prever problemas adicionales para Lula respecto de las mayorías parlamentarias y la condución de su gobierno.

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy