Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Honduras: messaggio di Marcelino Miranda, capo indigeno Lenca del COPINH

Marcelino e suo fratello Leonardo sono stati dichiarati prigionieri politici da Amnesty International,
5 dicembre 2004
Fonte: COPINH

Mensaje de Marcelino Miranda, líder indígena Lenca del
COPINH, declarado recientemente, junto con su
hermano Leonardo presos políticos por Amnistía
Internacional.

PEQUEÑO APORTE SOBRE NUESTRO SUFRIMIENTO A PARTIR DEL
8 DE ENERO DEL AÑO 2003 HASTA AHORA.

Hola amigos(as) y compañeros(as), les cuento algo
sobre la experiencia y sobre todo como es el sistema
penal.

Bueno, lo primero es como chistoso pero es cierto.
Cuando la noche del 8 de Enero del año 2003 como a eso
de las 10.00 de la noche, me dormí un poquito porque
no había dormido nada porque una niña estaba muy
enfermita. Entonces, el ratito que dormí fue para
soñar que fui a una tienda de ropa, compré una camisa
blanca, me la puse y caminé, pero al verla si me
quedaba buena, le vi unas manchas y no me gustó, me
regresé a la tienda y les dije que me dieran otra
camisa que no tuviera manchas, y así fue.
Cuando desperté escuché ladrar a los perritos, pero me
extrañé que lo hacían con tristeza. Yo intenté salir a
ver que estaba pasando, pero sentí temor. Era el Señor
que con su espíritu me avisó sobre el peligro.
Poco rato después ya estaba invadida mi casita de un
contingente muy armado. Pues, la intención de ellos
era matarme. Rompieron la ventana, abrieron la puerta
con violencia. Ellos pensaron que yo estaba muy armado
y que ero un tipo temible, según les habían informado
los acusadores. Cuando ellos me vieron a mi y no
habían mas hombres en esa casa por un momento creyeron
que el que buscaban no estaba allí y creo que
comunicaron por radio al otro pelotón que rodeaba la
casa de mi hermano Eleuterio para que no vacilaran, o
sea que rápido hicieran uso de las armas porque el que
habían capturado no era el mero peligroso que
esperaban y el que perseguían, posible sería hermano o
pariente del mentado Marcelino, a quien habían
perseguido desde hacia mucho tiempo, que incluso se
les había escapado de un hotel de Gracias, estando
rodeado y cerradas las salidas y entradas de la
ciudad. Pues las policías no me conocían a mi.
Fue así como el "grupo B" (de la policía), sin mas
perdida de tiempo, empezaron a disparar por aquí y por
allá, sin puntería, sin precaución y intercambiaron
las balas. Como andaban civiles, estos también se
turbaron y fue así como por suerte, a un cobra y un
policía que eran los encargados de ejecutar o provocar
la muerte de Marcelino, que además habían encabezado
el allanamiento a la casa de Marcelino; habían llegado
corriendo a la casa donde creían que podía estar y
cuando se hacían presentes al otro grupo, les tocó la
suerte de recibir unos disparos provocados por sus
compañeros.
Pero esto era bueno para nosotros porque los otros al
ver dos elementos lesionados se echaron para atrás,
porque no sabían de donde y como había pasado dicho
problema. Pero Dios intervino con ellos por el mal que
nos querían hacer. Pues el tirazon siguió por parte de
ellos pero al aire y hacia el techo de la casa. Pero a
mi me condujeron camino hacia el municipio de Iguala,
Lempira, con muchos golpes, insultos y todas clases de
tortura. Pero yo aunque sentía el dolor de los golpes
y temor que me matarían, esa noche no perdí la
confianza de que Dios me salvaría, o si moría, pues
esperaba que Dios que conocía mis pensamientos y mi
conciencia, que no debía la maldad o crimines que me
acusaban, tendría misericordia de mi.

Pero nunca renegué de la lucha, mas bien pedí a Dios
que si yo moría por la lucha, que me tomara como
ofrenda de la comunidad y que la lucha no
desvaneciera, sino que se fortaleciera mas. Pero Dios
estaba con nosotros, aunque nos daban muchos golpes no
nos quitaron la vida, que era todo el propósito de los
terratenientes y autoridades. Pues, desde la hora que
ingresaron y la forma de ejecutar la acción no podemos
creer de otra manera. Pero Dios no permitió que
sucediera, fue una jornada muy histórica, pero también
un poco triste.
Muchos amigos vieron los golpes unos días después,
pero aun así les dolía el alma. Nosotros nos
consolábamos porque nos dolían todos los miembros del
cuerpo por la golpiza recibida, pero teníamos vida y
mirábamos que muchos amigos y compañeros nos
visitaban.
Pero la pesadía, o sea la molestia en el penal por
parte de algunas guardias y del director del penal
seguía cobrando fuerza. Fue así con insultos, amenazas
y hasta golpes estando ya con acto de prisión por el
juzgado. Ejemplo, el 5 de abril del 2003, cuando en un
registro normal, dos cobras nos golpearon y amenazaron
de muerte. Y *Tomas Bautista, guardia del penal, les
señaló que nosotros éramos los copinhes. Bueno esto lo
comunicamos rápido.
También la experiencia de sufrir por levantar la voz,
para pedir respeto a nuestros derechos de los del
pueblo indígena, nos ha demostrado que Dios es justo y
que nos provee bendición. En esta cárcel han venido
amigos de varios países, solidarios con nosotros y con
nuestra organización COPINH. Pero creemos que todo
esto viene de Dios, por eso les damos nuestro mas
sincero agradecimiento a todos y todas las personas y
organizaciones solidarias con una causa justa.
Nosotros pedimos a Dios abundantes bendiciones para
ustedes. No cesaremos de dar gracias a Dios por los
favores recibidos de amigos y amigas.
Sabemos que en otros países también hay amigos presos
políticos porque se han opuestos al imperialismo y que
han sufrido mucho por la defensa de los derechos como
pueblos. Para ellos nuestro mensaje solidario. Todos
los que sufrimos por amor a nuestros derechos, Dios
nos va a liberar, pues, somos valientes lideres y un
día vamos a triunfar. Los opresores son cobardes y muy
pronto van a desmayar. Pues son muy ricos pero son
pocos, nosotros somos pobres pero somos muchos y los
gatitos unidos derribaremos al tigre.
Amigos(as) mi saludo fraterno
Les dice Marcelino Miranda.
Centro Penal de Gracias, 21 de Noviembre del 2004


Note:

*.En fecha 16 de septiembre del 2004, mientras
Marcelino Miranda solicitaba atención medica en el
Hospital se hizo presente Tomas Bautista, Custodio
Policial en el Centro Penal de Gracias, profiriendo
nuevamente amenazas contra nuestro compañero

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy