Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Argentina: il ritorno dell'intolleranza

Ritorno l'intolleranza che sfocia in violenza dell' ultradestra cattolica antiabortista
13 dicembre 2004 - Prof. Juan Carlos Sánchez
Fonte: Argenpress

ARGENTINA
EL REGRESO DE LA INTOLERANCIA

Los ecos provocados por la muestra del artista plástico León Ferrari en el Centro Cultural Recoleta, en la Ciudad de Buenos Aires, han vuelto a repetirse en la conferencia que brindara la Dra. Rebecca Gomperts, invitada por Autodeterminación y Libertad, sobre el aborto y sus causales como también sobre la actividad de su ONG Mujeres sobre las Olas, la cual pretende avanzar hacia una educación sexual y hacia prácticas médicas que le permitan disponer de su propio cuerpo a aquella mujer ante un embarazo no deseado o forzado.

El viernes, al igual que el 8 de diciembre, volvieron a repetirse las escenas, tal vez con una violencia inusitada, del accionar de la ultraderecha católica a manos del PPR (Partido Popular de la Reconstrucción), brazo político de los Seineldín, y de numerosos antiabortistas; en su gran mayoría, mujeres, que trataron de impedir un debate serio sobre la problemática del aborto mediante la obstrucción del acceso a la Sala C del mencionado Centro Cultural, con el fin de impedir el ingreso a quienes simplemente pretendían conocer, de primera mano, las ideas rectoras de la posición abortista.

Empujones, zamarreos y otros menesteres fueron provocados por 20 o 30 personas, y acompañados por casi 100 personas en el hall de dicha sala, que se dedicaron a protestar con el fin de provocar el fracaso estrepitoso de esta conferencia destinada a instalar las problemáticas derivadas del aborto en la agenda pública y para conocimiento de todos aquellos ciudadanos comprometidos con los derechos de género.

Pese a los numerosos rosarios, y gracias a la oportuna barrera interpuesta por la policía, pudo desarrollarse esta actividad informativa y académica que permitió conocer las consecuencias indeseables del aborto clandestino y del derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo.

Como testigo de estos hechos, que incluyeron la cobertura mediática de los incidentes más que del contenido de dicha actividad académica, no puedo dejar de señalar que la intolerancia ha vuelto para hacerse notar.

No es novedad que los sectores católicos y de la ultraderecha argentina vienen incrementando su actividad en los últimos meses. Desde Blumberg a la actualidad, siguen arrogándose el derecho a decidir sobre que se puede decir o hacer cuando han sido los grandes cómplices de la dictadura militar de 1976 y su política económica y social que continúa, hoy día, de la mano del Presidente Kirchner.

También siguen pregonando la mano dura y el endurecimiento de las leyes penales, con el fin indubitado de criminalizar la pobreza mediante la represión indiscriminada y solapada que, como sabemos, ha provocado el encarcelamiento de numerosos luchadores sociales y, hace pocos días, hasta ha provocado un aborto en Santa Cruz, en forma paradójica.

Sin embargo, cabe hacer una reflexión sobre este tipo de reacciones que indican una inmadurez significativa en un sector de la sociedad argentina que todavía no entendió, ni va a entender según parece, lo que significa vivir en democracia aunque ella sea formal.

Bien sabemos que la intolerancia reside en nuestra sociedad, desde hace mucho tiempo, ocasionando innumerables males que repercuten en el diario vivir de los argentinos, sobre todo de aquellos como las personas con discapacidad, los pueblos originarios y los inmigrantes latinoamericanos que pueblan nuestras tierras.

Este mal anula toda posibilidad de debate sobre aquellas cuestiones inherentes a lo económico y social, provocando la perpetuación de aquellas problemáticas acuciantes que necesitan imperiosamente de una solución basada en políticas de Estado y plasmadas en una legislación acorde con los tiempos actuales.

Parece mentira que todavía nuestra sociedad siga sosteniendo este tipo de conductas en pleno siglo XXI, pero solamente nuestra participación como ciudadanos mediante el repudio de este tipo de actos y la realización de actividades destinadas a la búsqueda de soluciones de dichas problemáticas, al igual que el establecimiento de bases sólidas para el debate, basadas en la tolerancia hacia las ideas ajenas, podrá ponerles coto y así, podremos solucionar muchos males argentinos tales como la pobreza, el desempleo, la desnutrición infantil, la discapacidad creciente y el aborto clandestino...

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy