Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

Ecuador: la CONAIE ha un nuovo presidente

18 gennaio 2005 - Jairo Rolong
Fonte: ALAI, América Latina en Movimiento


Ecuador: Nueva conducción en la CONAIE

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) posesionó hoy (14 enero) a su nuevo presidente, Luis Macas, quien fue electo en el Congreso de esta organización realizado el pasado mes de diciembre.

Macas, luego de recibir el bastón de mando y el fuego sagrado de manos de sus compañeros, señaló que es el momento de rescatar y poner en práctica los valores, los principios y las instituciones indígenas. Entre otros puntos, mencionó la necesidad de desterrar el caudillismo e instaurar el liderazgo colectivo, la reciprocidad, la redistribución y la complementariedad frente a la competitividad "que nos está matando a los seres humanos".

Macas, quien ya fue presidente de la organización y ha ocupado altos cargos como el de diputado y ministro de Estado, rechazó los intentos de dividir al movimiento indígena que está llevando a cabo el gobierno presidido por Lucio Gutiérrez utilizando el dinero de los ecuatorianos. Así mismo, rechazó el Plan Colombia, la presencia de la base militar de Estados Unidos en el Puerto de Manta y llamó a reforzar la lucha para impedir la suscripción del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Refiriéndose a la agenda de los próximos dos años de su mandato, el dirigente dijo que la CONAIE impulsará la alfabetización en las comunidades para lo cual firmará un acuerdo con el Ministerio de Cultura de Cuba. Además, expresó que la organización defenderá los recursos naturales y la biodiversidad; que apoyará la lucha de las comunidades indígenas (como la de Sarayacu) de la Amazonía que se oponen a las transnacionales petroleras; que se opondrá a la privatización del agua y que luchará por la redistribución de la tierra en la región andina en donde se ha reconcentrado en pocas manos.

Construir parlamentos indígenas-populares

Construir un poder autónomo del pueblo ecuatoriano, conformando nuevamente los parlamentos indígenas- populares, es una de las propuestas que hace la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador –CONAIE-, para contrarrestar la crisis política que vive el país.

Esta idea forma parte del pensamiento que el nuevo Presidente de la CONAIE, Luis Macas, ha expresado por distintos medios, desde su nombramiento hecho el pasado mes de diciembre, en el Congreso de la organización indígena, en Otavalo. Según el dirigente "el problema que atraviesa el país no es de orden legal o constitucional, sino que es eminentemente político y por lo tanto, la salida es política". Añadiendo, que es necesario construir una unidad amplia para fundar una nueva institucionalidad.

Estos planteamientos de Macas, corresponden a las resoluciones tomadas por el conjunto de la organización en su máximo evento. Los mil doscientos delegados de las 13 Nacionalidades y 14 Pueblos provenientes de las 22 provincias del Ecuador, agrupados en las organizaciones regionales: La Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (ECUARUNARI), la Confederación de Nacionalidades de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENAE) y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Costa Ecuatoriana (CONAICE), ratificaron el proyecto político, que tiene como objetivo central la construcción del Estado Plurinacional y la Sociedad Intercultural.

Ratificada lucha contra el TLC y Plan Colombia

En este sentido, otro punto central resuelto en Otavalo es el concerniente a la ratificación del compromiso para seguir la lucha contra el modelo neoliberal y sus planes, como son el Tratado de Libre Comercio (TLC) y el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Se dijo que la CONAIE, seguirá impulsando acciones que conlleven a parar la firma de acuerdos comerciales, que violan la soberanía y atentan contra todos los derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas, así como, del pueblo en general. En particular, se señaló que se avanzará con la Campaña Nacional contra el TLC y el ALCA, fortaleciendo la recolección de firmas, para exigir la consulta popular, y que sea el pueblo quien decida soberanamente.

En la misma línea, se discutió sobre el Plan Colombia y se definió hacer un frente común de oposición a la regionalización del mismo, a la vez se establecerán estrategias de real atención a las Nacionalidades indígenas desplazadas en las zonas de frontera, especialmente en salud y alimentación. Otra resolución en este punto anota que se exigirá al Gobierno Nacional, para que se de atención al pedido de la Defensoría del Pueblo y de la CONAIE, en cuanto al respeto por la franja de los 10 kilómetros dentro del territorio colombiano, para que el gobierno de ese país no efectúe fumigaciones que afectan directamente a las poblaciones del cordón fronterizo ecuatoriano.

También señalaron, que se oponen totalmente a la inmunidad de los soldados norteamericanos por los actos que cometan en territorio ecuatoriano y que éstos deben ser juzgados por la Corte Penal Internacional.

Poner en práctica el control territorial

Dando sentido a la aplicación de los derechos colectivos, la CONAIE definió dar importancia capital al control y empoderamiento de los recursos naturales de todo tipo, existentes en las tierras y territorios indígenas, mediante una política y estrategia bien definida, que haga realidad el ejercicio de las autonomías en las nacionalidades y pueblos. Para esto se formularán propuestas sobre las Circunscripciones Territoriales Indígenas.

Sobre la ingerencia de las transnacionales petroleras en la Amazonía se exigió la nulidad del contrato entre el gobierno nacional con la empresa CGC y Burlintong, del bloque 23 y 24 de los territorios de Sarayaku y de los territorios del pueblo Shuar y Achuar, como también el retiro de la base militar de El Molino. Asimismo, se manifestó que la CONAIE seguirá tomando iniciativas de apoyo con la Demanda de Sarayacu ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos; como también se continuará apoyando la demanda planteada por las Nacionalidades que han sido afectadas por la empresa petrolera Texaco.

En este tenor, hacen referencia a actuar inmediatamente para exigir al Congreso Nacional el retiro inmediato de la propuesta reformatoria a la Ley de Aguas, y el archivo total del proyecto de Ley de Biodiversidad en tratamiento. Igualmente, se resolvió rechazar a todas aquellas ONGs que apoyan esa ley, entre las cuales se encuentran The Nature Conservancy (TNC), Conservación Internacional (CI), el World Wildlife Found (WWF) y sus contrapartes locales.

El Congreso también se pronunció por la libertad de dos líderes del Pueblo Kitu kara, que hasta esa fecha se mantenían arbitrariamente detenidos, por defender el territorio ancestral de su comuna La Toglla, ubicada en uno de los valles que rodea a Quito.

La rendición de cuentas

En el campo político interno, la CONAIE resolvió afianzar el ejercicio democrático dentro del movimiento Pachakutik. Para esto, se definió establecer un mecanismo de rendición de cuentas a las autoridades electas en todos los niveles, el cual deberá efectuarse a partir del mes de enero de este año.

Igualmente, se acordó priorizar la participación política con el Movimiento Pachakutik, a nivel de los poderes locales, como son las Juntas Parroquiales, Alcaldías y Prefecturas. Además, se ratificó que Pachakutik mantenga una posición firme y frontal a las políticas del Gobierno Nacional.

Por otra parte, la CONAIE exigirá al Congreso de la República y a sus legisladores que cumplan sus actividades conforme a la Constitución, legislando, fiscalizando y sancionando con honestidad y transparencia.

Sobre el Ejecutivo

En torno a lo actuado por el Presidente de la República, Lucio Gutiérrez, la CONAIE resolvió exigir al gobierno nacional "no más corrupción con los recursos de todos los ecuatorianos". Así mismo, definió "rechazar la ingerencia del Ejecutivo en las Cortes y Tribunales, a través de compra de conciencias de los diputados y someterlos a las actuaciones inconstitucionales". En iguales términos, rechazaron la interferencia de Estados Unidos, a través de su embajadora en Quito, en los asuntos internos del país, ya que se constituye en una violación de la soberanía nacional.

Observadores nacionales e internacionales que participaron en el indígena, señalaron que toda la discusión temática al interior del evento, así como la elección del nuevo Consejo de Gobierno que conducirá a la organización más representativa del país, en el período 2005-2007, estuvo rodeada de tensiones y amenazas de infiltración por parte del régimen en las decisiones del movimiento indígena. Para esto –dijeron las fuentes- el gobierno se valió de la compra de indígenas amazónicos que trataron de sabotear el evento, pero la unidad de las nacionalidades participantes salió adelante, nombrando una directiva con líderes de las tres regionales de la CONAIE.

Sin embargo, en enero del nuevo año, la CONAIE denunció que, "indígenas amazónicos gobiernistas", seguidores de José Quenamá y Antonio Vargas –funcionarios del gobierno de Gutiérrez-, se habían tomado, la sede de la CONFENAE en Pastaza. La intención fue tratar de legitimar otra directiva de la regional amazónica y posteriormente dirigirse a Quito para instalar un "Congreso de las Nacionalidades y pueblos originarios", creando otra CONAIE, con otra directiva, desconociendo el Congreso de Otavalo.

Leonidas Iza, Presidente saliente de la CONAIE, manifestó que "éste es un gobierno perverso, que ha actuado en contra del movimiento indígena", en referencia al Ejecutivo. Dijo además que "Gutiérrez quiere terminar con el movimiento indígena, pero no será fácil y no va a poder, porque hemos resistido más de 512 años", puntualizó. Por su parte, Luis Macas dijo que "Lucio Gutiérrez es un pobre sirviente de la oligarquía".

La agitación social del país

Sobre estos hechos, algunos analistas han dicho que el gobierno pretende mantener distraída a la CONAIE en asuntos internos, para restarle energía a la organización y para que no lidere la lucha contra el neoliberalismo, el TLC, el Plan Colombia, la corrupción y la inconstitucionalidad del régimen, entre otras. Además, sobre el tapete político nacional hay toda una serie de hechos que llevarían a acrecentar la agitación social del país.

Por un lado, se mantiene la lucha entre sectores de la derecha que se disputan el poder, lo que ha sido calificado como una "lucha entre mafias", donde el Partido Social Cristiano (PSC), que lidera el ex presidente León Febres Cordero, tiene una pugna con los partidos de Abdala Bucaram (Partido Roldosista Ecuatoriano, PRE) y del bananero Alvaro Noboa (PRIAN), que apoyan al gobierno y su partido.

De otra parte, el mismo Ejecutivo ha dicho que alrededor del 21 de enero presentará su propuesta de reforma constitucional. Igualmente, el abogado León Roldós, de la centroizquierda, presentó una propuesta de 4 preguntas para hacer una consulta popular, en la que se cuestionará sobre el tema de la Corte, rendición de cuentas y revocatoria de mandato, la impunidad y los derechos de los migrantes. Cabe anotar que en el caso del Ejecutivo la revocatoria regirá a partir del 2006.

Por su lado, en la primera quincena de enero, la organización "Foro Ecuador Alternativo", lanzó la convocatoria inmediata a una Asamblea Nacional Constituyente, para hacer una nueva Constitución. Propusieron también que conjuntamente con la elección de dicha Asamblea se convoque a una consulta popular en la que se pregunte sobre temas de fondo, como son: la conveniencia o no de firmar el TLC; la privatización de servicios; el pago de la deuda externa; el Plan Colombia y la base Manta, entre otros. Finalmente, dijeron que para cristalizar esta propuesta hay que "desembarazarnos ya del gobierno del coronel Lucio Gutiérrez", y llamaron a la movilización popular para lograr este objetivo.

A estas convocatorias hay que sumarle la ya hecha por los sectores sociales y productivos del país, que vienen recolectando firmas para obligar a una consulta popular contra el TLC. Ante este panorama político, -un observador dijo que- Ecuador se alista a vivir momentos de vaivén, como ha ocurrido en los últimos años, sobre todo en los primeros meses. En todo esto, la propuesta hecha por el nuevo Presidente de la CONAIE, Luis Macas, la de revivir los Parlamentos Indígenas-Populares pueden ayudar a juntar esfuerzos e iniciativas de una real oposición.

Note:

http://alainet.org/active/show_news.phtml?news_id=7420

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy