Latina

RSS logo

Mailing-list Latina

< Altre opzioni e info >

Aiuta PeaceLink

Sostieni la telematica per la pace:

  • donazione ONLINE con carta di credito
  • c.c.p. 13403746 intestato ad Associazione PeaceLink, C.P. 2009 - 74100 Taranto (TA)
  • conto corrente bancario n. 115458 c/o Banca Popolare Etica, intestato ad Associazione PeaceLink (IBAN: IT05 B050 1802 4000 0000 0115 458)
Motore di ricerca in

Lista Latina

...

Articoli correlati

  • BoLiBia?

    17 ottobre 2011 - Marinella Correggia
  • La strada della discordia in Bolivia: sincere, meschine e grandi opposizioni

    La strada della discordia in Bolivia: sincere, meschine e grandi opposizioni

    Succede forse che ora le vittime della repressione si rivoltano contro il proprio progetto liberatore? O che qualcosa è cambiato nella direzione mentale di coloro che lo patrocinano? O succede forse che gli interessi in gioco pilotano l’informazione? La cosa interessante non è analizzare i fatti con atteggiamento manicheo, ma scindere il possibile errore dalla malafede.
    7 ottobre 2011 - Javier Tolcachier
  • Continua il dibattito in seguito alla repressione della polizia

    Tipnis boliviano: prosegue la marcia indigena

    Nominati i nuovi ministri agli Interni e alla Difesa
    4 ottobre 2011 - David Lifodi
  • La polizia attacca con violenza la marcia indigena in difesa del Parque Nacional Isiboro Sécure

    Bolivia: lo scempio

    Mobilitazioni in tutto il paese contro Evo Morales e il Mas
    27 settembre 2011 - David Lifodi

Bolivia: il governo delude i movimenti

Il presidente Mesa si circonda di imprenditori e politici tradizionali e non govrna , al massimo amministra
10 febbraio 2005 - Alex Contreras Baspineiro
Fonte: ALAI, América Latina en Movimiento

El presidente de Bolivia, Carlos Mesa no gobierna, tal vez administra. En 15 meses de gestión gubernamental tambaleó al ritmo de las presiones sociales de los sectores más antagónicos del país y se pasó más tiempo resolviendo conflictos antes que conducir la política de Estado.

Luego de un mes de conflictos sociales que se iniciaron a principios de año–sobretodo en Santa Cruz- el 3 de febrero, el Jefe de Estado posesionó a un nuevo gabinete, el tercero de su gestión, cambiando a ocho de 15 ministros y desafiando abiertamente a los movimientos sociales.

La economía boliviana y el problema de la tenencia de la tierra se encuentran en manos de personajes ligados al empresariado de Santa Cruz, el departamento que presionó por la vigencia de gobiernos autonómicos; los servicios de salud pretendieron estar controlados por una militante del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) -el partido del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada- sin embargo, la ministra duró en su cargo tan sólo 24 horas por la presión social; la participación popular está manejada por una ex militante del Movimiento Bolivia Libre (MBL), partido aliado en todos los gobiernos del MNR; los parlamentarios “patrióticos” (léase tránsfugas) también tienen sus ministerios y, así la lista continúa, para comprender que el presidente Mesa optó por rodearse de gente comprometida con los empresarios, las transnacionales y los partidos tradicionales.

“Este gobierno representa a la casta política tradicional, al poder empresarial y oligárquico del país y al intento de rearticular la megacoalición de Sánchez de Lozada. Los movimientos sociales rechazamos a este nuevo gabinete porque tiene la intención de desconocer la agenda de octubre de 2003”, aseguró el diputado y presidente del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales.

La agenda de octubre contempla como prioridades la Asamblea Constituyente, una nueva Ley de Hidrocarburos y el juicio de responsabilidades contra el ex presidente “Goni” Sánchez de Lozada y sus ministros.

El dirigente de la COB, Jaime Solares, dijo que el nuevo gobierno desafía al pueblo boliviano y confirma que “Mesa es Goni y Goni es Mesa”, el representante de El Alto, Roberto de la Cruz, afirmó que “el gabinete es un reciclaje de los partidos tradicionales cuya legitimidad ya la han perdido” y el vocero de la Coordinadora del Gas, Oscar Olivera, aseguró que la designación de los nuevos ministros es el reflejo de un gobierno que ha optado por llevar adelante una agenda contraria a los intereses populares.

De la “autonomía” al cuoteo

La nueva crisis gubernamental se produjo por las medidas de presión que los grupos de poder de Santa Cruz asumieron contra el gobierno: de la protesta contra el alza de hidrocarburos, los empresarios, terratenientes y dueños de medios de comunicación, pasaron a la demanda de autonomía regional.

El gobierno que aún no muestra ninguna capacidad de gestión, del rechazo a esa demanda pasó a ser un fiel defensor de las autonomías, anunciando que el referéndum autonómico se realizará antes de la Asamblea Constituyente.

La propuesta autonómica impuesta por las élites cruceñas no sólo tiene características demagógicas ni excluyentes sino que llega a límites racistas. Después del conflicto autonomista, dos empresarios que fungieron de emisarios realizaron en la sede de gobierno un lobbie con todos los partidos tradicionales, exceptuando al MAS de Evo Morales y al MIP de Felipe Quispe.

Al parecer la célebre frase de la representante boliviana, Gabriela Oviedo, en el certamen de Miss Universo 2004 realizado en Quito (Ecuador), no es personal sino de una parte de la colectividad cruceña.

“Yo soy del otro lado del país, del lado este; nosotros somos altos y gente blanca y sabemos inglés…Desafortunadamente la gente que no conoce mucho sobre Bolivia, piensa que todos somos indios del lado oeste del país…Es La Paz, la imagen que refleja eso: gente pobre, gente de baja estatura y gente india”, afirmó la belleza oriental.

Los pobladores cruceños contrarios a la autonomía – principalmente indígenas, campesinos y colonizadores- no sólo fueron objeto de amenazas sino que miembros de la Juventud Cruceñista y la Nación Camba, golpearon a todos los que no apoyaron el movimiento regional.

El dirigente campesino Benigno Vargas denunció que los empresarios cruceños y otros sectores de poder amedrentaron a sus trabajadores y dependientes para que asistan al cabildo autonómico; el principal dirigente de la COB de Santa Cruz, Gabriel Helbing, dijo que los trabajadores tenían varios planteamientos para hacerlos conocer pero no se les dio la oportunidad y el dirigente fabril cruceño Edwin Fernández fue más categórico al afirmar: “las élites nos han mamao (engañado)”.

Cifras oficiales señalan que en la movilización cruceña se gastó más de 150 mil dólares.

El analista político, Álvaro García Linera, considera que aunque sus demandas afectan a la “agenda de octubre”, el movimiento cruceño le dobló el brazo al presidente Mesa.

Rechazo a las logias

Las principales organizaciones populares de El Alto en un manifiesto denominado: “El Alto está dispuesto a luchar por una Bolivia unida, digna y soberana y no de gamonales, logias ni oligarcas”, rechazó la propuesta de Santa Cruz.

“La actual situación de crisis que vive el país, donde miles de bolivianos a lo ancho y largo del país vivimos sofocados por la más absoluta miseria y explotación, ahondada por el modelo neoliberal, no es más que la obra de los actuales gamonales, logias y oligarcas que gobernaron el país bajo el manto del Movimiento Nacionalista Revolucionaria (MNR), Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), Acción Democrática Nacionalista (ADN), en complicidad con Unidad Cívica Solidaridad UCS), Nueva Fuerza Republicana (NFR) y el Movimiento Bolivia Libre (MBL).

Los alteños con la combatividad que nos caracteriza, señalamos con la más absoluta claridad que en los 23 años de vigencia de la actual democracia, los que gobernaron el país son las logias que ahora están incrustadas en el Comité Cívico Pro Santa Cruz. Los que ahora enarbolan la autonomía que se traduce en separatismo, como los Dabdoub, los Nayer, los Fernández, los Petricevic, en fin, todos los supuestos paladines de la denominada cruceñidad junto a Gonzalo Sánchez de Lozada, Hugo Banzer, Jaime Paz Zamora y Jhonny Fernández, fueron autores del descalabro económico que vive el país”.

Según los alteños y alteñas, bajo el rótulo de autonomía todo el sector que fue echado del Palacio de Gobierno junto a Sánchez de Lozada -en octubre del 2003- ha iniciado una conspiración contra el país, contra la defensa de los recursos naturales y la dignidad.

"No con otro nombre de conspiradores y separatistas deben ser nominados los logieros croatas, árabes, eslavos y turcos. Con el más hondo desprecio a los pueblos originarios, los Kukoc, Matkovic, Marinkovic, Teodovic, Petricevic, Garafulic, Dabdoub y otros nuevos oligarcas, pretenden construir su propio estado echando a los bolivianos”, sostienen.

Según los dirigentes alteños, el separatismo que tiene rótulo de autonomía pretende establecer que los prósperos empresarios cruceños y "paladines" de la autonomía y la lucha contra el centralismo altoperuanista, no tienen otro objetivo que la defensa de las trasnacionales, de las cuales reciben sus cuotas de ganancia a costa del saqueo de los recursos del país.

Aunque no creen que con el Asamblea Constituyente se resuelvan todos los problemas, será un espacio que permita que los pueblos originarios y las regiones del país logren responder a sus demandas.

Unidad nacional

El Movimiento al Socialismo (MAS) – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (IPSP) y los movimientos sociales de Bolivia, aseguraron que a nombre de autonomía, grupículos con tendencias fascistas, racistas y neoliberales pretenden poner en riesgo la unidad nacional.

El MAS-IPSP asegura que en el país la autonomía regional no es la solución –ni menos una autonomía para quienes viven en el primer anillo de Santa Cruz- sino que se debe luchar por el reconocimiento de una autonomía para las 36 nacionalidades.

“Bolivia no sólo somos aymaras, quechuas y guaraníes, sino también somos mojeños, yucararés, chácobos, urus, muratos, matacos, sirionós, esse ejjas, guarayos, chiquitanos y otros pueblos y clases sociales que deben ser reconocidos con todos sus valores en la Asamblea Constituyente Popular.

"El país no necesita parches; por tanto, no necesita autonomías para elegir sólo a autoridades como el prefecto sin ser reconocidos legal ni constitucionalmente, Bolivia requiere cambios estructurales, desde abajo, necesita una Asamblea Constituyente que sea popular, democrática y potenciaria y que sobretodo camine a la “refundación” de nuestra Patria, afirman.

En los días de conflicto, el presidente del MAS y diputado nacional, Evo Morales Aima, recibió a través de su teléfono celular varias amenazas de muerte, presuntamente por los códigos provenientes de Santa Cruz.

“Tienes los días contados, colla de m…”, “Eres el primero de nuestra lista” y otros mensajes fueron recibidos en el teléfono celular.

“Colla” es el adjetivo que se utiliza para identificar a quienes viven en las zonas altiplánicas de Bolivia; “camba” es el denominativo de quienes viven en el oriente.

Según el MAS, “la Patria es como nuestra madre, no podemos permitir que la dividan que la descuarticen que la manoseen o que la exploten. La Patria es para defenderla e incluso para ofrendar nuestras vidas, si es necesario.

"Los presuntos defensores de la seguridad jurídica que antes se encontraban en Santa Cruz, ahora se han convertido en los primeros violadores de la propia Constitución Política del Estado, porque en estas cuatro semanas de conflicto no sólo que han perjudicado la economía de los más pobres ni han violado los derechos humanos más elementales, sino que también ocuparon ilegalmente oficinas estatales y bloquearon caminos y carreteras. Los responsables campean en la impunidad.

"A esos pequeños grupículos que no defienden la coca pero sí están ligados al narcotráfico, que hablan de democracia pero actúan al mejor estilo fascista, que pretenden autonomía pero se oponen a la refundación del país, les queremos decir que cuando los pueblos se organizan y movilizan, los poderosos tiemblan y, eso está ocurriendo con pequeños sectores de la cruceñidad que pretenden beneficiarse con el desgobierno de Carlos Mesa”.

Las dos Bolivias

La Coordinadora Nacional de Defensa del Gas, denunció que la equivocada política de Carlos Mesa de elevar el precio de los hidrocarburos en un contexto de agudo desempleo y campante miseria en los sectores populares, ha dado como resultado una serie de protestas generalizadas de la población; las mismas que fueron aprovechadas por el Comité Cívico Cruceño para imponer de manera arbitraria su agenda de autonomía regional antes de la realización de la Asamblea Constituyente, cuando es precisamente en ese escenario democrático en el que deben atenderse y resolverse las justas demandas de autonomía.

“Con esta actitud, los “cívicos” tratan de bloquear la aprobación de una ley de convocatoria genuinamente representativa y de impedir que la agenda popular sea discutida en la denominada asamblea. El objetivo es claro, evitar la realización de la Constituyente. Para nadie es un secreto que los cívicos y empresarios nativos que ahora protestan contra el alza de los carburantes fueron los mismos que realizaron manifiestos y paros regionales con el fin de defender la seguridad jurídica de las empresas transnacionales. ¡Los celosos guardianes de los privilegios de las corporaciones petroleras hasta hace pocos meses atrás, se muestran ahora como críticos del alza de precios de la gasolina y el diesel! ¡Denunciamos este carácter falaz e hipócrita de la dirigencia cívica cruceña!”, resalta partes salientes de un comunicado.

Para nadie es desconocido que Bolivia es uno de los países del continente más polarizado.

Según García Linera, los diferentes conflictos sociales suscitados en este país, formaron dos bloques. “Hay uno de corte popular indígena con una mirada más nacional y el otro de corte regional con fuerte liderazgo empresarial y poder económico, cada uno quiere imponer su agenda e imponerse sobre el otro, afectando a todo el país”.

Agregó que en esta difícil coyuntura no se puede seguir dando muestras de un gobierno débil, una región ingobernable y de instituciones poco creíbles.

“Es necesario ingresar a procesos de pactos, no se puede seguir en una especie de guerra de guerrillas, castigando a la ciudadanía que no está ni con uno ni con el otro bloque”, enfatizó el analista.

Los conflictos que se suscitaron en Bolivia desde principios de año a raíz del incremento de los carburantes y, otras demandas, tuvieron un desenlace inesperado: en El Alto de La Paz, en sólo tres días, lograron la expulsión de la transnacional Aguas del Illimani y, en Santa Cruz, después de tres semanas, el gobierno tuvo que aceptar la vigencia de los gobiernos autonómicos con la elección de prefectos en junio de 2005.

Algunos problemas se solucionaron pero surgen otros. Pasó la demanda de gobiernos autonómicos, pero ya se escuchan voces para realizar masivas movilizaciones por la agenda de octubre.

Una vez más, el gobierno de Carlos Mesa que –según diferentes empresas- baja aceleradamente su apoyo y popularidad entre la población, está entre la espada y la pared: acepta la imposición de las élites cruceñas y empresariales para cristalizar los gobiernos autonómicos antes que la constituyente o escucha la demanda popular de cumplir con la agenda de octubre: Asamblea Constituyente, nueva Ley de Hidrocarburos y juicio de responsabilidades contra Sánchez de Lozada y sus ex ministros…

Note:


http://alainet.org/active/show_news.phtml?news_id=7549

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Informativa sulla Privacy