Latina

Perù: l' Etnocacerismo e la rivoluzione latinoamericana

Conversazione con Ricardo Napurì sulla sollevazione del "movimento etnocacerista" in Perù: le caratteristiche cdel fenomeno, li elementi che l odifferenzian odal chavismo e la sua collocazione nella dinamica politica latinoamericana
10 gennaio 2005
Modesto Emilio Guerrero
Fonte: argenpress

EL 'ETNOCACERISMO' Y LA REVOLUCION LATINOAMERICANA

La siguiente es una conversación con el veterano socialista peruano Ricardo Napurí sobre la insurgencia del 'Movimiento Etnocacerista' en Perú. El carácter del fenómeno, los elementos diferenciadores del chavismo y su ubicación en la dinámica política latinoamericana.

'Tengo conocimiento del Mayor Antauro Humala y sus amigos ideológicos en ese movimiento. Se hicieron conocidos en los años más tortuosos de la represión contra Sendero Luminoso. De hecho, ellos fueron señalados como fusiladores de muchos militantes de Sendero'.

Pero ese es un aspecto del fenómeno. Al mismo tiempo, ellos expresan una parte de las profundas contradicciones de la sociedad peruana, que es la terrible opresión, explotación económica y discriminación que sufre el 'cholo' (indio) o descendiente de ellos'. No se les puede definir en forma simple, son una contradicción actuando, por eso suenan simpáticos a un sector de la izquierda, pero es peligroso guiarse por unos aspectos sin los otros que lo definen.

Es un movimiento que responde a las mismas angustias que llevaron a otras irrupciones durante los últimos años.

Napurí: Si, en ese punto son una expresión, una reacción, como lo fueron los zapatistas, Chávez en el 91, la CONAIE en Ecuador, los piqueteros en Argentina, etc. Son expresiones distintas, a veces muy disímiles, de la resistencia a la opresión imperialista y la brutal miseria que viven nuestros pueblos. Fíjate que Humala se apoya en los conscriptos, que dentro de un ejército son el sector más oprimido y que en Perú la están pasando muy mal.

El movimiento Etnocacerista se apoya en ese sector militar, pero no cuenta ni pretende tener base social de apoyo. En ese sentido es lo opuesto al chavismo, que se construyó con el movimiento de masas, apoyándose en su movilización. El nacionalismo de los Humala es mucho más relativo que el de Chávez o de otros líderes nacionalistas del pasado. El reivindica un pueblo-Nación, y eso no es que sea malo en si mismo, si no que hoy no se puede resolver volviendo a la ciudad incaica del siglo XIV.

Cuando Chávez invoca a Bolívar también es ideológico, pero observa la diferencia, lo hace para rescatar lo mejor de su gesta revolucionaria, sobre todo en la lucha por la unidad latinoamericana frente a toda dominación imperial. En ese punto es progresivo. O cuando rescata un decreto del Libertador en 1816 para sustentar un artículo de la Constitución de 1999 que impone la propiedad nacional de los recursos del subsuelo, en el caso venezolano el petróleo. Es un nacionalismo distinto al de los etnocaceristas. Humala responde a una corporación cerrada, de casta y dentro de ella a un sector maltratado, los conscriptos. Todo lo demás es ideológico.

Te refieres a sus proclamas indigenistas y anti yanquis.

Napurí: Fíjate tú, es simpático reivindicar al indígena frente a los yanquis o a Toledo, es simpático condenar a Toledo y su corrupción. Pero no habrá solución si lo que se pretende es reconstruir el modelo social de Tihuantisuyu; eso es romántico, utópico; puede gustar a mucha gente, pero no sirve para resolver la crisis social peruana actual.

Toledo no lo pudo solucionar y es descendiente de indígenas. La enorme corrupción del gobierno de Toledo es apenas uno de los efectos del sistema de explotación impuesto en Perú. Los corruptos en mi país están dentro del gobierno, pero también dentro del ejército y sobre todo en las empresas nacionales y transnacionales; ellas son las que pagan y la corruptela en las licitaciones, el comercio, la banca y la producción. El 4 por ciento de crecimiento promedio que vivió Perú en los últimos años tiene un alto contenido de corrupción. Eso lo vimos en toda Latinoamérica. De eso no escapó Toledo, pero tampoco escaparía el movimiento Etnocacerista si gobernara. No es casualidad que los hermanos Humala hayan tenido acuerdos electorales con Toledo y que antes se hayan rebelado contra Fujimori, pero fueron parte del aparato ultra represor de Fujimori.

Se dicen indigenistas

Napurí: Si, de allí el nombre que usan políticamente. Uno porque reivindican la sociedad dominante en la última etapa del imperio incaico antes de la colonización española, ese es su modelo de sociedad que proponen, por eso hablan de los derechos de la mayoría indígena. La otra parte de su definición política invoca el nombre del Almirante Andrés Avelino Cáceres, que luchó en la Guerra del Pacífico contra el ejército chileno, pero nunca hubo una corriente política importante en Perú que reivindicara a aquel Almirante. En ese sentido es una novedad.

En lo de indigenismo tampoco porque ya Mariátegui lo hizo hace 70 años.

Napurí: Claro, pero con una pequeña diferencia, que Juan Carlos Mariátegui nunca fue etnicista, excluyente de otras etnias. Para él, la cuestión comenzaba con la solución del problema de la explotación de clases y la dominación imperialista.

El tradicional 'problema indígena peruano' se resolvía para Mariátegui dentro de ese marco político, con un programa y un movimiento que contuviera todos los derechos indígenas en un proyecto de revolución integral de la sociedad, porque si no, toda la vieja porquería de la opresión étnica volvería bajo peores formas, como vuelve el racismo en muchos lados. Si Humala gobernara no gobernaría la mayoría indígena de Perú, porque el etnocacerismo no se apoya en organismos del movimiento de masas.

El dilema de la democracia moderna es si se construye, o no, con organismos del pueblo trabajador, de las mayorías explotadas. Es el debate presente en la Venezuela de Chávez según entiendo ¿no? El movimiento Etnocacerista no plantea nada que indique que se va a apoyar en organismos democráticos de poder.

De hecho, es lo que ha ocurrido desde la liberación del imperio español. Casi todos los gobiernos hicieron demagogia hacia el 'cholo' (indio), hablaron de sus derechos en las campañas electorales. El último y mejor ejemplo fue el actual presidente, Toledo. El es un descendiente de incas, usó ese carácter para ganarse el voto popular, igual que hizo el presidente Lucio Gutiérrez en Ecuador, donde también hay grandes sectores indígenas postergados. Ahí tienes el resultado del gobierno Toledo. La irrupción de los hermanos Humala en nombre de los indígenas es contra un representante étnico. La explicación es simple, ni Toledo ni Humala solucionarán los problemas sociales de los descendientes incaicos ni del resto de los trabajadores peruanos, porque ellos no están de acuerdo con romper las ataduras imperialistas que tienen a la sociedad peruana sumergida en la miseria y la descomposición. El odio a Toledo por su proimperialismo es un hecho social que debe ser canalizado en un programa de transformaciones revolucionarias, no a través de movimientos auto iluminados.

El Etnocacerismo tiene mucho de iluminismo redentor, como lo fue en su momento Sendero Luminoso, aunque sean distintos.

Napurí: Algo así. Sendero también reivindicaba los derechos indígenas, pero surgió del Partido Comunista, se hizo maoísta, se apoyaba en un sector muy atrasado y pobre del campesinado. Su iluminismo le viene de las invocaciones semi religiosas de sus líderes y de los métodos de acción usados en la lucha, ellos no discriminaban entre enemigos de clase y adversarios políticos, los eliminaban a todos como si fueran iguales. Yo mismo fui condenado por Sendero porque no compartía su política y métodos. Se sentían iluminados.

El 'iluminismo' de los Humala es peor, ellos no surgen de una corriente del movimiento obrero o campesino, tampoco de algún movimiento indigenista de masas, como surgieron Evo Morales y Quispe en Bolivia, el zapatismo en México, o la CONAIE en Ecuador. Ellos derivan de su líder, de los conscriptos que lo apoyan y de las profundas angustias de Perú. Ahí está su carácter altamente contradictorio.

Articoli correlati

  • Le Ande in rivolta
    Latina
    In Colombia la resistenza continua nonostante la repressione di Stato e una situazione allarmante

    Le Ande in rivolta

    In Cile le elezioni del 15-16 maggio hanno dimostrato che il pinochettismo può essere sconfitto e in Perù, in vista del ballottaggio presidenziale del 6 giugno, l’oligarchia trema per i sondaggi che assegnano la vittoria al maestro rurale Pedro Castillo.
    26 maggio 2021 - David Lifodi
  • Perù: un voto a Pedro Castillo per cancellare il fujimorismo
    Latina
    Ballottaggio del 6 giugno: la sinistra ripone le proprie speranze sul maestro rurale

    Perù: un voto a Pedro Castillo per cancellare il fujimorismo

    Assemblea Costituente e nazionalizzazione dei settori strategici dell’economia tra i cavalli di battaglia del candidato di Perù Libre
    28 aprile 2021 - David Lifodi
  • Elezioni in America latina: il 2021 sarà un anno cruciale
    Latina
    Il 7 febbraio presidenziali in Ecuador

    Elezioni in America latina: il 2021 sarà un anno cruciale

    Si va alle urne fino a novembre, per presidenziali, amministrative e legislative, anche in Perù, El Salvador, Cile, Messico, Bolivia, Honduras e Nicaragua
    14 gennaio 2021 - David Lifodi
  • Un unico grido dal Perù al Guatemala: que se vayan todos
    Latina
    In entrambi i paesi prosegue la mobilitazione contro classi politiche corrotte

    Un unico grido dal Perù al Guatemala: que se vayan todos

    Si tratta di levantamientos simili a quelli dell’autunno 2019 in Cile, Ecuador e Colombia
    21 dicembre 2020 - David Lifodi
PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Sito realizzato con PhPeace 2.6.39 - Informativa sulla Privacy - Informativa sui cookies - Diritto di replica - Posta elettronica certificata (PEC)