Latina

Cuba: famiglie separate forzatamente

tanto il governo cubano che quello statunitense hanno imposto dure restrizioni sui viaggi tra i due paesi, provocando la separazione forzata delle famiglie cubane, segnala Human Right Watch
22 ottobre 2005
Fonte: adital

Sobre la base de entrevistas con docenas de cubanos y cubanoamericanos el informe documenta el costo humano de estas restricciones, que han arrancado a niños pequeños lejos de sus padres y han impedido a adultos cuidar de sus familiares enfermos - lo cual en algunos casos incluye a padres con enfermedades terminales.

"Las restricciones estadounidenses y cubanas sobre los viajes reflejan un profundo desprecio por el bienestar de las familias", señaló José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. "Ambos países están sacrificando la libertad de circulación para promover políticas que no van a ningún sitio", agregó.

En el informe de 69 páginas, "Familias Deshechas: El costo humano de las restricciones de Estados Unidos y Cuba para viajar", se muestra cómo las políticas sobre viajes de ambos países vulneran el derecho internacionalmente reconocido a la libertad de circulación, que incluye el derecho a entrar y salir del propio país. En el caso de los padres y los hijos forzados a residir en diferentes países, las políticas también violan la prohibición internacional de la separación de las familias contra su voluntad.

Como se documenta en el informe Cuba se niega con frecuencia a conceder a sus ciudadanos permiso para salir del país y suele negar el permiso para regresar a algunos que han salido. Cuba niega también frecuentemente a los ciudadanos que realizan un viaje autorizado el derecho a llevar a sus hijos con ellos al extranjero, como medio para garantizar el regreso de los padres. Dado el temor generalizado a la separación familiar forzosa, las restricciones para viajar ofrecen al gobierno cubano un poderoso instrumento para castigar a los desertores y silenciar a los críticos.

El informe también documenta el impacto de las restricciones para viajar por motivos familiares, que fueron promulgadas por el gobierno del presidente estadounidense George W. Bush en junio de 2004. De acuerdo con las nuevas reglas, se puede visitar a familiares en Cuba sólo una vez cada tres años y sólo si estos familiares se ajustan a la restringida definición de "familia" del gobierno de Bush, que excluye a tíos, tías, sobrinos, sobrinas y primos.

"La prohibición sobre los viajes del gobierno de Bush, en lugar de promover la libertad en Cuba, ha socavado la libertad fundamental de cientos de miles de cubanos y cubanoamericanos que viven en Estados Unidos", agregó Vivanco. Human Rights Watch instó al gobierno cubano a que anule las restricciones para viajar que violan el derecho a la libertad de circulación.

Asimismo, Human Rights Watch apeló al gobierno estadounidense para que elimine las restricciones para viajar que limitan la posibilidad de cubanos y cubanoamericanos de visitar la isla. Como mínimo, al menos hasta que se eliminen las restricciones, el gobierno de Estados Unidos debe establecer excepciones humanitarias que posibiliten la obtención de permisos para visitar a familiares en Cuba que sufran graves condiciones médicas o de emergencia.

Articoli correlati

PeaceLink C.P. 2009 - 74100 Taranto (Italy) - CCP 13403746 - Sito realizzato con PhPeace 2.6.19 - Informativa sulla Privacy - Informativa sui cookies - Diritto di replica - Posta elettronica certificata (PEC)